•   Haití  |
  •  |
  •  |
  • AFP

El terremoto que destruyó gran parte de Puerto Príncipe, en enero de 2010, podría ser la manifestación de un nuevo ciclo de actividad sísmica con futuros y devastadores terremotos en Haití, según un estudio presentado el jueves en Estados Unidos.

Los registros históricos muestran frecuente actividad sísmica en esa área del Caribe durante los últimos 500 años, sobre todo en la isla de La Española (Hispaniola) que comparten Haití y República Dominicana, según los autores del estudio publicado en el Boletín de la Sociedad Sismológica estadounidense.

Estos expertos se apoyan en los numerosos registros de las destrucciones provocadas por esos sismos desde el año 1500 para evaluar su intensidad, su ubicación geográfica asi como su amplitud para elaborar un modelo.

En su estudio, se describen una serie, en el siglo XVIII, de devastadores terremotos en la falla de Enriquillo, que atraviesa la isla de este a oeste.

Un terremoto de magnitud 6,6 ocurrió en Haití en 1701, cerca del epicentro del terremoto en enero de 2010. Los científicos señalaron que las descripciones de algunos temblores y su intensidad fueron similares.

Luego una serie de grandes terremotos a lo largo de la línea este-oeste se inició el 18 de octubre de 1751 (magnitud 7,4 a 7,5), probablemente cerca de la extremidad este de la falla de Enriquillo, en la República Dominicana.

Según William Bakun, del Instituto de geofísica estadounidense (U.S. Geological Survey) y uno de los autores, tras 240 años de pausa sísmica "la falla de Enriquillo parece de nuevo activa".

El terremoto registrado el 12 de enero de 2010 fue de magnitud 7 y dejó en ruinas una buena parte de la infraestructura de Haití, matando a unas 200.000 personas.