•   Santo Domingo, República Dominicana  |
  •  |
  •  |
  • EFE

América Latina y el Caribe podrían mejorar notablemente su nutrición y competitividad en la medida en que sus gobiernos promuevan políticas nacionales de higiene, de acuerdo a las conclusiones de un foro regional sobre el tema difundido hoy por sus responsables.

La conferencia "Más allá de la infraestructura: Integrando la higiene en las políticas de agua y saneamiento en América Latina y el Caribe" insistió en la necesidad de que los gobiernos asignen los recursos financieros y humanos necesarios para alcanzar políticas públicas de higiene exitosas en la región.

El encuentro, celebrado con la participación de más de 100 investigadores y funcionarios públicos de 11 países de América Latina, Europa, África y Norteamérica, aseguró que el acceso a mejores prácticas de higiene en la población es "fundamental" en la lucha contra la pobreza.

El cónclave recomendó, asimismo, a los sectores públicos y privados responsables de agua y saneamiento, a trabajar estrecha y coordinadamente con otros sectores claves como salud y educación con la finalidad de maximizar el impacto sobre la población.

La conferencia, que fue organizada por el Banco Mundial, enfatizó en que "el suministro de agua potable y saneamiento adecuado desvinculados de la higiene no son suficientes para garantizar todos los impactos positivos asociados a esos servicios".

De acuerdo a estadísticas de organismos internacionales, 120 millones de latinoamericanos carecen de acceso a servicios básicos de saneamiento mejorado, mientras que 49 millones hacen sus necesidades al aire libre.

Un reciente estudio del Programa de Agua y Saneamiento del Banco Mundial en países de Asia determinó la pérdida anual de entre un 2 % y un 7 % del producto interno bruto (PIB), por esta causa.