•   Rio de Janeiro, Brasil  |
  •  |
  •  |
  • AFP

Equipos de rescate recuperaron ayer jueves cuatro cuerpos y buscan a 22 desaparecidos entre las montañas de escombros que dejó el derrumbe de tres edificios antiguos en el corazón de Río de Janeiro, una de las sedes del Mundial de Fútbol 2014.

El alcalde de la ciudad, Eduardo Paes, decretó luto por tres días a partir del viernes.

Las tareas de rescate se llevan a cabo de manera ininterrumpida desde la noche del miércoles, cuando las tres construcciones, de veinte, diez y cuatro pisos, colapsaron casi de manera simultánea por causas aún desconocidas.


Durante la jornada, los organismos de socorro dieron cuenta de cinco muertos, seis heridos y más de una decena de desaparecidos, pero conforme cruzaron los datos se consolidó una cifra de “cuatro muertos”, dijo Paes en conferencia de prensa.

Desde el inicio de las operaciones se reportaron 26 desaparecidos. “De esos 26, cuatro cuerpos ya fueron hallados”, con lo que la acción de las autoridades se concentra en la localización de las otras 22 personas, añadió.


“Nosotros continuamos enfocados en lo mas relevante, que son las vidas humanas”, declaró el alcalde.

Cambio brusco en la zona

Dominada por edificios altos de oficinas y comercios, la zona cambió bruscamente de aspecto en cuestión de minutos. Las imágenes aéreas de la televisión mostraron el vacío humeante dejado por el derrumbe.

“Es increíble. Casi asusta. Ahora hay que ver si los otros edificios son seguros”, declaró a la AFP Pablo Antonio Sousa, un vendedor de 49 años.

Guiados por perros, los socorristas escarban entre las ruinas para hallar personas con vida. Conforme pasan las horas, disminuyen las opciones de nuevos sobrevivientes, aunque las autoridades se aferran a la esperanza sin anticipar un plazo para la búsqueda.

Unas 1,500 toneladas de escombros fueron retiradas este jueves y parte de ellas conducidas hacia un “lugar seguro” para encontrar posibles pistas de lo ocurrido, explicó Paes.

Las construcciones estaban ubicadas cerca de la plaza de Cinelandia, en el centro histórico de la ciudad, donde también está el histórico Teatro Municipal y por la que circulan todos los días miles de personas.

En el momento de la tragedia ya había concluido la jornada laboral, por lo que la cifra de víctimas es mucho menor de lo esperado.

Actualmente, el centro de Río es sometido a grandes trabajos de remodelación con miras al Mundial de Fútbol de 2014 y los Juegos Olímpicos de 2016.