•   Roma, Italia  |
  •  |
  •  |
  • EFE

El Vaticano se reserva adoptar acciones legales contra una televisora italiana, por la emisión de un programa en el que se desveló la existencia de una supuesta carta del actual nuncio en EU, Carlo María Viganó, al Papa, en la que denunciaba “corrupción y mala gestión” en la administración vaticana.

Así lo señaló el portavoz del Vaticano, Federico Lombardi en un comunicado en el que denunció “la información sectaria sobre el Vaticano y la Iglesia Católica” expresada en el programa “Gli Intoccabili” (Los Intocables), de un canal de televisión privado.

El programa, dedicado al Vaticano, afirmó que el actual nuncio en EU y ex secretario general del Governatorato de la Ciudad del Vaticano -Gobierno que gestiona ese estado- envió varias misivas a Benedicto XVI en las que denunciaba la “corrupción, prevaricación y mala gestión” en la administración vaticana.

En una de esas supuestas misivas, Viganó denunció también que los banqueros que integran el llamado “Comité de Finanzas y gestión” del Governatorato y de la Secretaría de Estado “se preocupan más de sus intereses que de los nuestros”, y que en diciembre de 2009 en una operación financiera “quemaron (perdieron) 2.5 millones de dólares”.

Lombardi expresó ayer su “amargura” por la “difusión de documentos reservados”.

El portavoz consideró como “muy graves” las acusaciones vertidas, y dijo que la Secretaría de Estado (la “presidencia del gobierno” Vaticano) y el Governatorato se reservan adoptar “por todas las vías oportunas, incluso legales, acciones para garantizar la honorabilidad de personas moralmente íntegras y de reconocida profesionalidad, que sirven lealmente a la Iglesia, al Papa y al bien común”.