•   La Habana, Cuba  |
  •  |
  •  |
  • AFP

Cuba ve amenazado el "modesto" intercambio cultural con Estados Unidos impulsado por el presidente Barack Obama, debido a gestiones en el Congreso de la "mafia" anticastrista, que quiere regresar a las restricciones de George W. Bush, afirmó este viernes un funcionario.

"Hay una amenaza real de que se interrumpa lo que modestamente se está haciendo, porque hay un planteamiento en el Congreso norteamericano, de parte de la mafia, de regresar a las políticas de Bush", dijo el viceministro de Cultura, Fernando Rojas.

Durante el mandato republicano de Bush (2001-2009) los intercambios culturales y deportivos entre ambos países se eliminaron en la práctica, a la vez que los viajes de los cubanos residentes en ese país a la isla se redujeron a uno cada tres años y se limitó el envío de remesas familiares.

Tras la llegada de Obama al poder en 2009, se eliminaron esas restricciones, regresando al estado que tenían bajo la administración demócrata de Bill Clinton (1993-2001).

En una entrevista con la revista El Caimán Barbudo, Rojas explicó que "si existe esa amenaza, existe también para el llamado 'intercambio cultural', que, como sabemos, no es tal intercambio porque sigue la lógica de una relación anormal entre nuestros pueblos, que se siguen perdiendo la oportunidad de conocerse mejor, a causa de las restricciones y el bloqueo".

En los últimos años, numerosos grupos y artistas cubanos han visitado y actuado en Estados Unidos, mientras que La Habana ha recibido a artistas, deportistas, científicos e intelectuales norteamericanos.

"Nosotros no estamos interrumpiendo ninguna acción, sino todo lo contrario, creo que debemos seguir trabajando en esa presencia de artistas cubanos en Estados Unidos y de artistas norteamericanos en Cuba, pero siento que hay una amenaza", añadió el viceministro.

Rojas también abordó el polémico tema de la prensa en Cuba, todo bajo control del gobierno y el Partido Comunista y afirmó que "Cuba necesita prensa revolucionaria no oficial. Es una necesidad".

El tema de la prensa actual está incluido en la agenda de la Conferencia Nacional del PCC, que se realizará el fin de semana en La Habana.

"Es el reto: una prensa revolucionaria no oficial que permita una mirada crítica, que no signifique tener que responder estrictamente a la gestión del gobierno, sino todo lo contrario: poder enfatizar en las lagunas, los errores, los problemas, decir descarnadamente lo que pasa", añadió.