•   DAVOS / EFE  |
  •  |
  •  |

El ministro israelí de Defensa, Ehud Barak, manifestó ayer que no hacer frente ahora a Irán para evitar que tenga armas nucleares, “terminará siendo mucho más peligroso y costoso, tanto en término de dinero como de vidas”

“Un Irán con armas nucleares no es un peligro solo para Oriente Medio, sino para el mundo entero”, declaró Barak durante un debate en el marco del Foro Económico Mundial de Davos, en el que aplaudió las recientes sanciones económicas aprobadas por la UE contra Teherán, pero en el que pidió “una diplomacia más agresiva”.

El exprimer ministro israelí destacó que “con excepción de China y Rusia, todos estamos de acuerdo en que no hay otra opción encima de la mesa que hacer frente a Irán” y expresó su confianza en que eso no excluya una política de “contención”, incluso militar.

Barak admitió que “no hay un enfoque sencillo” para hacer frente a la relación con Irán porque, en su opinión, los dirigentes de Teherán adoptan diversas estrategias de manera deliberada para ganar tiempo y fomentar que no haya unidad de acción internacional.

Son jugadores de ajedrez
“(Los iraníes) no son jugadores de backgammon, sino de ajedrez, por algo fueron ellos los inventores”, dijo Barak, que explicó que la estrategia de Irán es “situar su programa nuclear en una zona de impunidad, con dispersión de recursos”, para que sea prácticamente imposible conocer el auténtico alcance de sus progresos.

“Buscan que ni Israel, ni EU, ni nadie pueda hacer algo físicamente contra ellos, una operación quirúrgica militar. Una vez que tengan el convencimiento de que nadie puede hacer nada contra ellos, considerarán dar el paso definitivo”, auguró el israelí.

Para Barak el informe publicado en noviembre por el Organismo Internacional de la Energía Atómica, OIEA, es la evidencia de que Irán tiene un programa nuclear con fines nucleares, y no solo con fines pacíficos y civiles como afirma el Gobierno de Teherán.

El Ministro de Defensa participó en un seminario en el que se preguntaba a sus participantes qué ocurriría si Irán tuviera la bomba atómica, un escenario de futuro que para Barak supondrá “el final de todo régimen de no proliferación nuclear”.