•   El Cairo / EFE  |
  •  |
  •  |

La Liga Árabe decidió ayer suspender la misión de sus observadores en Siria debido al deterioro de la seguridad en el país, donde en los últimos días la represión del régimen de Damasco causó más de 130 muertos, según la oposición.

El secretario general del organismo, Nabil al Arabi, explicó en un comunicado que la suspensión es inmediata y que estará en vigor al menos hasta la próxima reunión de los ministros de Exteriores árabes, para la que no se ha fijado fecha.

En esa reunión, los jefes de la diplomacia de los países de la Liga Árabe decidirán sobre el futuro de la misión, que se desplegó en Siria hace más de un mes para verificar sobre el terreno el final de la violencia, la liberación de los detenidos durante la revuelta y la retirada de las tropas de las calles, entre otros asuntos.


Represión militar recrudece

Al Arabi señaló que la medida obedece al “deterioro peligroso de la situación en Siria y a la continuación del uso de la violencia y del intercambio de disparos y bombardeos que tienen como víctimas a los ciudadanos inocentes”.

Según la nota, el aumento del número de víctimas y el uso de las fuerzas de seguridad para reprimir a los civiles contradicen los compromisos que había adoptado Damasco con la Liga Árabe. Para el Consejo Nacional Sirio (CNS), que agrupa a la mayoría de la oposición en el exilio, esta decisión es una prueba del fracaso de los observadores y de la mediación de la Liga Árabe.

El presidente del CNS, Burhan Galion dijo a EFE que la decisión es “un reconocimiento de la realidad, del fracaso de la misión árabe en garantizar un mínimo de protección para los civiles”. Además, Galion señaló que la Liga Árabe ya no cumple “ningún rol para acabar con la crisis en Siria ante la invasión de las fuerzas militares del régimen a las ciudades y pueblos”.

La resolución fue tomada un día después de que el jefe de la misión de observadores, el general sudanés Mohamed al Dabi, asegurara que los índices de violencia en Siria habían aumentado significativamente en los últimos días.