•   París, Francia  |
  •  |
  •  |
  • AFP

El presidente francés Nicolas Sarkozy anunció el domingo la creación de una tasa sobre las transacciones financieras aplicable en agosto en Francia y un aumento del IVA de 1,6%, en una entrevista en la que dio a entender que será candidato a su reelección en la elección presidencial.

Sarkozy anunció haber tomado "la decisión de crear una tasa sobre las transacciones financieras", y que espera que otros países extranjeros sigan el ejemplo.

El presidente francés rehusó confirmar formalmente que sería candidato a la elección presidencial del 22 de abril y 6 de mayo aunque declaró estar "determinado" y que no eludirá esa cita.

"Tengo una cita con los franceses, no la eludiré", afirmó el dirigente conservador que todavía no ha anunciado oficialmente su candidatura, aunque todos los observadores y los círculos políticos la dan por sentado.

Sarkozy señaló además que la crisis del euro "se calma".

"Europa ya no está al borde del abismo", dijo y agregó que el déficit público de Francia será mejor que lo previsto en 2011, situándolo en 5,4% del PIB o quizás en 5,3% contra el 5,7% pronosticado hasta ahora.

Sarkozy también anunció el aumento del IVA de 1,6% para financiar la protección social y disminuir el costo del trabajo.

El presidente indicó que el gobierno propondrá aumentar "el IVA de 1,6%" para compensar una baja de las cargas sociales que pesan en las empresas. "Esta medida entrará en vigor el 1 de octubre. Esperamos que hasta entonces promueva una anticipación de compras que dope el crecimiento", agregó.

El objetivo de la reforma es restablecer la competitividad de la economía francesa y detener la hemorragia de empleos industriales. "Desde hace 10 años, Francia perdió 500.000 empleos industriales", dijo, y señaló que por un salario de 4.000 euros, las cargas patronales se elevan a 840 euros en Alemania y al "doble en Francia".

Sarkozy insistió sobre el hecho de que su reforma de la protección social, que apunta a que el costo pese más sobre el consumo y menos sobre el trabajo, está inspirada en la acción del canciller socialdemócrata alemán Gerhard Schröeder.

La tasa general del IVA pasará a 21,2%, lo que permitirá financiar exoneraciones de cargas patronales por 13.000 millones de euros.