•   Bogotá / EFE  |
  •  |
  •  |

Las autoridades antidroga de Colombia intervinieron casi media tonelada de cocaína con el decomiso de tres alijos que eran transportados hacia zonas de frontera con Panamá, Venezuela y Ecuador, informaron ayer fuentes policiales en Bogotá.

Dos chóferes y dos motociclistas fueron detenidos en las tres operaciones, realizadas en el transcurso del sábado por uniformados de la Dirección Antinarcóticos (Dirán) de la Policía Nacional. La fuerza antidrogas precisó en un comunicado que uno de los alijos, de 333.20 kilos, estaba escondido en un camión furgón cargado con pollos refrigerados que se movilizaba por la carretera que comunica a Medellín (noroeste) con el golfo caribeño de Urabá.

El alcaloide había sido introducido entre las paredes metálicas del vehículo e iba a ser embarcado en Turbo, puerto cercano a la frontera con Panamá, agregó la Dirán, e indicó que la droga iba hacia puntos de distribución internacional en Centroamérica.

Un segundo alijo, de 78,78 kilos, fue hallado en un automóvil de matrícula venezolana que se movilizaba hacia el país vecino por la zona rural de Villa del Rosario, población en el departamento limítrofe de Norte de Santander.