•   Sirte, Libia  |
  •  |
  •  |
  • EFE

El Fondo Monetario Internacional (FMI) expresó el lunes preocupación porque Libia afronta una una situación financiera "precaria" y que le obliga a cerrar su déficit presupuestario imprimiendo moneda.

"A pesar del levantamiento de las sanciones impuestas por la ONU contra el Banco Central de Libia, la situación financiera del sector público sigue siendo precaria", afirmó la institución con sede en Washington en las conclusiones preliminares de su reporte anual sobre la economía del país africano.

"El Estado se financia con préstamos del Banco central y retirando de sus depósitos. La contrapartida en el balance del Banco central es la emisión de moneda, principalmente a través de un aumento de la circulación de billetes, así como de saldos de cuentas de los bancos comerciales en el Banco Central", detalló el Fondo.

El FMI normalmente desaconseja a sus estados miembro de operar de esta manera, pero admitió que Libia estaba en una posición especial tras el final el conflicto civil que condujo a la caída del régimen y la muerte del líder Muammar Gaddafi.

"La misión reconoció la necesidad de responder a las necesidades urgentes derivadas del conflicto", escribió, señalando que la tasa de desempleo, estimada en un 26% antes del conflicto había "probablemente" aumentado.

En 2011, el Producto Interno Bruto de Libia se redujo en 60%, estimó la entidad, que prevé un crecimiento de 70% en 2012, con una producción de crudo de 1,35 millones de barriles diarios, frente a 1,77 millones en 2010 y 0,51 millones en 2011.