•   El Cairo, Egipto  |
  •  |
  •  |
  • EFE

El representante sirio ante la Liga Árabe, Yusef Ahmed, rechazó las resoluciones adoptadas ayer por este organismo contra su país, recriminó la presunta hostilidad de algunos de sus miembros y les acusó de financiar a los grupos terroristas que, según Damasco, azuzan la violencia en Siria.

En un comunicado, Yusuf aseguró que las resoluciones adoptadas en El Cairo por los ministros de Asuntos Exteriores de la Liga “reflejan de modo escandaloso el secuestro de las decisiones árabes y la falsedad de la voluntad árabe conjunta”.

La Liga Árabe -integrada por 22 países, incluidos la propia Siria y la Autoridad Nacional Palestina (ANP)- acordó ayer requerir al Consejo de Seguridad de la ONU la formación de una fuerza de paz conjunta para Siria, a la vez que aumentó la presión diplomática sobre el régimen de Damasco.

Al hilo de este argumento, el representante sirio criticó, en particular, la postura de Catar y Arabia Saudí, los países que han ejercido una mayor presión para lograr una condena firme contra Damasco.

“La resolución mostró el estado histérico y la confusión que viven estos países después de su fracaso ante el Consejo de Seguridad de la ONU”, subrayó Ahmed, en alusión al bloqueo de Rusia y China a una condena en ese organismo.