•   Guatemala  |
  •  |
  •  |
  • AFP

El presidente de Guatemala, Otto Pérez, lanzó ayer jueves el programa “Hambre Cero” en un empobrecido poblado indígena fronterizo con México, en el cual la desnutrición afecta más del 91% de los niños, el índice más alto del mundo.

“Hoy estamos dando inicio al programa que denominamos “Hambre Cero”, que estoy seguro que nos permitirá tener resultados muy positivos dentro de cuatro años (pero) solo lo lograremos si todos estamos comprometidos”, afirmó el presidente en San Juan Atitán, unos 350 km al oeste de la capital.

En Guatemala 1,3 millones de niños menores de cinco años (la mitad del total) sufre desnutrición crónica, y hay entre 10,000 y 15,000 niños en peligro de muerte por falta de alimentos, según cifras de Naciones Unidas.

La meta del nuevo gobierno guatemalteco, es reducir en 10% la desnutrición infantil crónica en los próximos cuatro años, para lo cual ya se identificaron partidas presupuestarias por 260 millones de dólares.

“El nivel de desnutrición que se da en Guatemala es en extremo elevado, se encuentra en el mismo nivel que encontramos en países como Afganistán y Yemen”, dijo semanas atrás a la AFP el director regional de Unicef para América Latina y el Caribe, Werner Schultink.

Golpeada por naturaleza

El cambio climático con alternancia de lluvias torrenciales y sequías golpeó enormemente a vastos sectores de campesinos pobres, en su mayoría de etnias indígenas mayas, que viven de cultivos de subsistencia.

El tema se agravó ya que durante décadas los campesinos fueron expulsados de las tierras más ricas, muchas veces reasignadas a la producción de cultivos industriales, mientras ellos terminaron en zonas poco productivas incapaces siquiera de abastecerlos de cultivos de subsistencia como maíz o frijoles.

El programa “Hambre Cero” fue una de las promesas del derechista Otto Pérez, quien asumió el 14 de enero en sustitución del socialdemócrata Álvaro Colom.
Pérez, en su mensaje este jueves acompañado por casi todo su gabinete, dijo que el programa arrancará “junto a ocho municipios, que a nivel mundial tienen el índice más alto de desnutrición crónica”.

“En San Juan Atitán la desnutrición crónica alcanza el 91%, (...) estamos comprometidos a hacer el mejor esfuerzo para que esos índices bajen drásticamente”, dijo el Presidente.

Pérez precisó que antes de junio su gobierno tiene previsto atender a “los 33 municipios que tienen los niveles más altos de desnutrición crónica porque están arriba del 75%”.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus