•   Bengasi, Libia  |
  •  |
  •  |
  • AFP

Libia celebraba este viernes el primer aniversario del inicio de la revuelta popular que provocó la caída del líder Muamar Kadhafi, en medio de excepcionales medidas de seguridad para evitar eventuales ataques de partidarios del antiguo régimen.

No había previsto ningún programa oficial para celebrar el primer aniversario de la revolución, por "respeto a las familias de los mártires, los heridos y los desaparecidos", según las nuevas autoridades del país.

Sin embargo, desde el miércoles se están llevando a cabo celebraciones espontáneas en diferentes ciudades del país, especialmente en Bengasi (este), escenario de la primera manifestación contra el régimen el 15 de febrero de 2011, que dio origen a un movimiento de contestación más organizado a partir del 17 de febrero.

El viernes, cientos de personas se reunieron tras la oración en la plaza Tahrir (Liberación), en el frente marítimo de Bengasi, haciendo ondear la bandera de la nueva Libia, al tiempo que muchas mujeres sostenían las fotografías de sus hijos fallecidos en los combates.

"Es el primer aniversario de Libia. Es un día de libertad, una jornada memorable. Los días venideros serán mejores ahora que Kadhafi murió", declaró Malek Sahad, un cantante de rap libio-estadounidense que regresó a su país de nacimiento el pasado año.

Rinden homenaje al papel de Bengasi

En un discurso a los ciudadanos, el primer ministro Abdel Rahim al Kib, rindió homenaje al papel de Bengasi en la revuelta.

"Bengasi, soy los héroes. ¡Ala Akbar!" (Dios es el más grande), lanzó a la muchedumbre.

"Desde esta plaza especial de Tahrir, nos comprometemos a ocuparnos de las familias de los mártires y de los que fueron heridos, y a luchar contra todos los vestigios del régimen de Kadhafi en el interior y en el exterior de Libia", agregó.

En Trípoli, en la plaza de los mártires, miles de personas celebraban la revolución en un ambiente festivo. Fuegos artificiales acompañaron los cánticos patrióticos y eslóganes revolucionarios cantados por los participantes.

Contra Bashar al Asad

Tanto en la capital como en Bengasi, los manifestantes expresaron su apoyo a la revuelta siria, reprimida con violencia por el régimen del presidente sirio Bashar al Asad. "¡Vergüenza Bashar!" y "Es tu turno para marcharte" fueron algunos de los eslóganes coreados.

Para evitar posibles ataques de partidarios del antiguo régimen, las nuevas autoridades aplicaron medidas de seguridad excepcionales, como la instalación de puestos de control gestionados por los ex combatientes rebeldes, que registraban vehículos y controlaban identidades, provocando grandes atascos.

El jefe del Consejo Nacional de Transición (CNT), Mustafá Abdeljalil, advirtió el jueves que sería "firme con aquellos que amenazan nuestra estabilidad".

"Hemos abierto nuestros brazos a todos los libios"

"Hemos abierto nuestros brazos a todos los libios, hayan apoyado o no la revolución. Pero esta tolerancia no significa que seamos incapaces de garantizar la estabilidad de nuestro país", dijo en un discurso televisado.

Un grupo de partidarios del antiguo régimen anunció a través de un comunicado publicado en internet la formación de un "movimiento libio popular nacional" que denuncia la ausencia de instituciones para la justicia y la seguridad, así como la proliferación de milicias armadas.

Este grupo, que dijo enorgullecerse de la "valentía" del "mártir Muamar Kadhafi, afirmó que sus objetivos son la disolución de las milicias armadas y de construir las instituciones del Estado.

Varias ONG denunciaron recientemente violaciones de los derechos humanos por parte de esas milicias, nacidas de las brigadas de ex combatientes rebeldes.

"Hace un año, los libios arriesgaron sus vidas para reclamar justicia. Hoy, sus esperanzas están amenazadas por milicias armadas sin fe ni ley que pisotean los derechos humanos con total impunidad", denunció el jueves Amnistía Internacional,

Las autoridades, que anunciaron hace un mes un plan de integración de estos combatientes a las fuerzas de seguridad, indicaron el jueves que el ministerio de Defensa ya integró a 5.000 ex rebeldes.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus