•   Comayagua, Honduras  |
  •  |
  •  |
  • AFP

Un grupo de expertos de la agencia estadounidense de Armas y Explosivos (ATF) ingresaron el viernes a la cárcel de Comayagua en busca de evidencias para determinar las causas del incendio que dejó 356 muertos.

"No sabemos cuánto podría durar la investigación, tenemos que observar qué es lo que pasó adentro y basados en eso podríamos saber cuánto demoraríamos en hacer el trabajo, vamos a determinar las causas del fuego", dijo a periodistas, en español, uno de los miembros del grupo de especialistas de la ATF, José Okendo.

"Venimos a colaborar con el gobierno de Honduras. Estamos haciendo como una evaluación para ver por dónde comenzamos lo que tenemos que hacer", agregó el especialista, en las afueras de la prisión, 90 km al norte de Tegucigalpa.

El grupo de seis miembros de la ATF llegaron al presidio de Comayagua bajo una fuerte custodia de policías de élite de Honduras y militares estadounidenses de la base de Palmerola, ubicada a unos 5 km del penal.

Previo a inspeccionar el interior de la cárcel, incendiada entre la noche del martes y madrugada del miércoles, los expertos de Estados Unidos se reunieron con autoridades penitenciarias bajo un toldo de lona a un costado.

Según Okendo, el equipo de la ATF que inspeccionará la cárcel es "multidisciplinario" y ya han tenido "experiencia" en indagar sucesos como este.

"Vamos a hacer un plan de trabajo para ver los pasos que vamos a dar", remarcó el especialista de la ATF.

El director de la cárcel de Comayagua, Danny Rodríguez, dijo a la AFP que el trabajo de los expertos de la ATF será "muy importante y valioso" para establecer las causas del siniestro.

"Vamos a esperar su valoración de lo que sucedió, son especialistas en indagar este tipo de situaciones y para Honduras es importante recibir este tipo de apoyo", señaló Rodríguez, nombrado director tras la tragedia pues el anterior fue separado del cargo.