•   La Paz, Bolivia  |
  •  |
  •  |
  • ACAN-EFE

El presidente boliviano, Evo Morales, ratificó hoy su decisión de construir un nuevo Palacio de Gobierno en La Paz, sin rasgos coloniales como los del actual y más acorde con el "Estado plurinacional", que impulsa su administración.

En una rueda de prensa en la región central de Cochabamba, Morales explicó que primero pensó en construir un nuevo edificio de gobierno en el mismo lugar donde está el actual, pero luego decidió comprar los terrenos vecinos para la obra que, según dijo, deberá representar "al Estado plurinacional".

"El Palacio que tenemos está lleno de imágenes de Roma, de Europa. También en eso he pensado, cómo construir un nuevo (Palacio) en el mismo lugar, pero finalmente eso representa al Estado colonial, que se quede como museo", agregó.

El Palacio de Gobierno, situado en la plaza Murillo, comenzó a construirse en 1551 con dinero enviado desde el Virreinato de Lima.

Durante un tiempo albergó al ayuntamiento de La Paz para convertirse luego en la sede del gobierno.

La estructura se incendió en 1875, durante una revuelta contra el gobierno del entonces presidente Tomas Frías, y por eso ahora también se le conoce como Palacio Quemado.

Morales ha justificado su deseo de construir un nuevo Palacio de Gobierno, que se llamará "Casa Grande del Pueblo", bajo el argumento de que el edificio actual le "quedó muy pequeño".

Aseguró además que la nueva estructura permitirá ahorrar el dinero que actualmente paga el Estado por alquilar espacios para el funcionamiento de oficinas estatales.

"Pagamos 60 millones de bolivianos en alquileres año, son como ocho millones de dólares", señaló el mandatario y afirmó que es mejor usar ese dinero en la construcción de la nueva estructura, en la que espera puedan funcionar "dos o tres ministerios".

El Gobierno invirtió medio millón de dólares en la compra de los terrenos vecinos al Palacio de Gobierno para la construcción y lanzó esta semana una convocatoria para que arquitectos presenten diseños para la nueva estructura.

El alcalde de La Paz, Luis Revilla, del opositor Movimiento sin Miedo, exaliado de Morales, pidió que el nuevo Palacio de Gobierno se construya en otro sector de la ciudad para ayudar a "descongestionar" el tráfico en la zona central.

Otros opositores han criticado la iniciativa de Morales al considerarla un gasto innecesario de dinero frente a otras necesidades del país.