•  |
  •  |

Al menos 26 personas murieron y unas 50 resultaron heridas en un atentado suicida perpetrado este viernes en la proximidad de una mezquita chiita en el noroeste de Pakistán, informaron a la AFP autoridades locales.

El kamikaze, que llegó en moto, se hizo estallar en un mercado de Parachinar, cercano a la mezquita, en la principal ciudad del distrito tribal de Kurram, precisaron las fuentes.

La región de Kurram es con frecuencia afectada por ataques de los insurgentes talibanes aliados a Al-Qaida y los conflictos entre la mayoría sunita y la minoría chiita.

El atentado fue perpetrado cerca de la mezquita chiita cuando se celebraba la gran oración del viernes. Se trata del más grave atentado realizado en Pakistán desde el 10 de enero, cuando una bomba mató a 35 personas en el distrito tribal de Khyber.

“Por lo menos 26 personas murieron en el atentado suicida”, dijo a la AFP Sahibzada Mohammad Anees, un funcionario local. “Un hombre en moto se hizo estallar en un mercado muy frecuentado”, añadió.

Más de 50 personas resultaron heridas y 37 fueron trasladadas a hospitales, varias de ellas en estado crítico, dijo Shahab Ali Shah, el jefe de la administración del distrito.

Talibanes reivindican

El atentado fue reivindicado, en una llamada telefónica a la AFP, por un pequeño grupo de insurgentes que se escindió del Movimiento de los Talibanes de Pakistán, TTP, el principal movimiento rebelde.

“Hemos enviado este kamikaze luego de los ataques que las tribus chiitas de la región lanzaron contra los sunitas”, dijo Fazal Saeed, portavoz del pequeño grupo Movimiento Islámico de los talibanes.
El vocero aseguró que su grupo había capturado la semana pasada a un hombre que se aprestaba a esconder una bomba en una estación de gasolina de sunitas. “Ahora estamos vengados”, dijo.

Pakistán es escenario de una ola sangrienta de atentados --suicidas en su mayoría-- perpetrados por los talibanes, que reprochan a Islamabad su alianza con Estados Unidos en su “guerra contra el terrorismo” desde fines de 2001. Parte de esos ataques son dirigidos contra los chiitas.

En cuatro años y medio, cerca de 5,000 personas murieron en más de 500 atentados en todo Pakistán.

Las zonas tribales paquistaníes situadas a lo largo de la frontera afgana son el bastión principal de los talibanes locales, el principal santuario de la red Al Qaida y la base de retaguardia de los talibanes afganos.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus