Jorge Eduardo Arellano
  •  |
  •  |
  • END

La Interpol en Colombia solicitó ayer viernes a sus pares en el mundo ubicar al denominado “canciller” de la guerrilla de las FARC, Rodrigo Granda, luego que el gobierno de Álvaro Uribe revocó la condición de gestor de paz que le había otorgado.

“Estamos haciendo las coordinaciones respectivas con todas las entidades judiciales para que vuelvan a establecer la orden de captura con fines de extradición de Rodrigo Granda a través de los canales de Interpol”, aseguró el coronel Henry Cobas, director del organismo en Colombia.

En diálogo con la radio privada Caracol, el oficial reveló que los investigadores creen que Granda se esconde en algún país centroamericano o del Caribe. “Una vez se tenga más información, emitiremos la circular roja a nivel mundial para su captura”, añadió.

El jueves, a través de una resolución, Bogotá revocó la condición de gestor de paz otorgada a Granda, excarcelado en junio de 2007 a solicitud del presidente francés, Nicolas Sarkozy, para que colaborara en un canje de rehenes por rebeldes presos.

El guerrillero conocido como el “Canciller de las FARC” había sido capturado en Caracas en diciembre de 2004 y llevado a territorio colombiano, en un hecho que originó un impasse diplomático con Venezuela.

Tras ser excarcelado, con la esperanza de que facilitara la liberación de la ex candidata presidencial colombo-francesa, Ingrid Betancourt, Granda salió de Colombia en junio de 2007, primero hacia Venezuela y luego hacia Cuba. Actualmente se desconoce su paradero.

En julio, el vicepresidente de Colombia, Francisco Santos, anunció a periodistas que el gobierno de Bogotá había decidido “recapturar a Rodrigo Granda”.

El 2 de julio, en una incruenta operación del Ejército colombiano, fueron rescatados Betancourt, tres estadounidenses y once militares y policías colombianos que estaban en poder de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC).