•   Kabul  |
  •  |
  •  |
  • EFE

Cinco civiles afganos han muerto hoy al estallar una bomba caminera al paso del vehículo en el que viajaban en la provincia de Kandahar, en el sur de Afganistán, ha informado una fuente oficial.

El ataque ocurrió en la aldea de Wiyand del distrito de Shah Wali Kot, según ha explicado a la agencia local AIP el jefe administrativo de la demarcación, que agregó que entre las víctimas figura un menor y que fueron trasladadas a un hospital de la zona.

Las bombas llamadas camineras son uno de los métodos más utilizados por la insurgencia talibán en sus ataques contra el Gobierno afgano y para forzar la salida de las fuerzas internacionales del país, pero en realidad causan un número muy elevado de víctimas civiles.

Según la ONU, el año pasado fallecieron 3.021 civiles a causa de la guerra en Afganistán, la cifra más alta desde que hace cinco años el organismo multilateral comenzara a registrar este tipo de datos.

Los sucesos violentos son habituales en todo el territorio, aunque tienen mayor frecuencia en el arco suroriental del país, donde predomina la etnia pastún, propia de los talibanes.