•   Madrid / AFP  |
  •  |
  •  |

Decenas de miles de manifestantes invadieron ayer domingo las calles de Madrid y Barcelona principalmente, en respuesta masiva a la convocatoria de los grandes sindicatos españoles para protestar contra la reforma laboral que, según ellos, “acelerará la destrucción de empleos”.

Manifestaciones similares estaban previstas en 57 ciudades de España contra la reforma anunciada por el gobierno conservador con el fin de intentar sacar al país de la crisis y de un desempleo récord, con un 22,85% de desocupados.

En Madrid, los manifestantes convocados por los mayoritarios UGT y Comisiones Obreras (CCOO), atravesaron el centro de la capital con pancartas con inscripciones tales como “no a la reforma laboral injusta, ineficaz, inútil”, o “abajo la reforma y los recortes. Huelga general”.

“¡Huelga! ¡Huelga! ¡Huelga” o “¡el pueblo unido jamás será vencido!”, eran los gritos más escuchados.

Ni reforma laboral ni recortes
En Barcelona, los sindicatos aseguran que asisten unas 400.000 personas, mientras que la guardia urbana aún estaba valorando las cifras de participantes.

La marcha en esta ciudad debió adelantar su cabecera --donde se encontraban los líderes de los dos sindicatos convocantes, UGT y CCOO catalanes-- dada la cantidad de gente que se sumaba a la marcha.

Una pancarta principal decía “ni reforma laboral ni recortes” y en las demás podía leerse “no a la reforma PPatronal”, en alusión al Partido Popular (PP) en el poder, o se escuchaban consignas como “banqueros ladrones devuelvan los millones”, emitidos por empleados de bancos y cajas.

Tras las grandes pancartas, los manifestantes marchaban en medio de un ambiente animado y bullicioso por los tambores, y ruidosas trompetas y sirenas.

En medio de personas con banderas, pancartas, carteles, con pegatinas en el pecho en los que predominaba la presencia de una tijera sobre la señal de prohibido, aparecían algunos padres con sus hijos.

Entre la multitud desfilaban también maestros con la camiseta “marea verde”, un movimiento de protesta nacido en septiembre contra los recortes en la educación en la región de Madrid, o de los manifestantes del movimiento de los indignados.