•   San José, Costa Rica  |
  •  |
  •  |
  • ACAN-EFE

El Congreso de Costa Rica aprobó hoy, en el primero de dos debates necesarios, una ley que prohíbe fumar en sitios públicos, cualquier publicidad de tabaco y que establece un nuevo impuesto a los cigarrillos.

Con una votación de 46 a favor y 4 en contra, con la presencia de 50 de los 57 diputados del país, el Congreso aprobó hoy la "Ley general de control del tabaco y sus efectos nocivos en la salud", con la cual se implementa el Convenio Marco contra el Tabaco de la Organización Mundial de la Salud (OMS).

La ley, cuyo segundo debate se prevé para el próximo jueves, prohíbe fumar en sitios como edificios públicos, centros educativos públicos y privados, centros comerciales, lugares de trabajo, casinos, clubes nocturnos, discotecas, bares, cafeterías y restaurantes.

Además, instalaciones deportivas, ascensores, cabinas telefónicas, cajeros automáticos, gasolineras, transporte público, paradas de autobús, cines, teatros, bibliotecas, auditorios y museos.

La ley también prohíbe todo tipo de publicidad del tabaco y obliga a las empresas tabacaleras a publicar mensajes preventivos en las cajetillas de cigarros que abarcarán el 50 % de las superficies principales y el 100 % de las laterales.

Además, se crea un impuesto de 20 colones (0,04 dólares) por cada cigarrillo, es decir cerca de 0,8 dólares por cajetilla de 20 cigarrillos.

El dinero recaudado se destinará a entidades públicas para el diagnóstico, tratamiento y prevención de enfermedades asociadas al tabaquismo, programas de prevención del fumado y la promoción del deporte.

El diputado del izquierdista Frente Amplio José María Villalta defendió en el plenario la ley y afirmó que con ella se beneficiará la salud de los costarricenses, pues "se desestima el consumo de un producto que es un veneno".

Por su lado, el diputado de la Unidad Social Cristiana Luis Fishman aseguró que el impuesto aprobado es "muy bajo", ya que "deberían pagar muchísimo más las compañías productoras de tabaco porque el daño que están produciendo no tiene nombre en todo el mundo".

La diputada del derechista Movimiento Libertario Marielos Alfaro, cuya fracción se oponía a esta legislación, intento rebajar el impuesto a la cuarta parte de lo aprobado, pero su moción no tuvo apoyo.

Según la legisladora, el tributo es muy elevado y motivará el contrabando de tabaco, lo que afectará a las empresas tabacaleras y sus trabajadores.

Datos de la Caja Costarricense de Seguro Social (CCSS) indican que en los últimos años se registró en Costa Rica, país de 4,3 millones de habitantes, una disminución de 2,8 puntos en el porcentaje de la población que fuma.

En el año 2006 la población fumadora era del 17 % y para 2010 bajó al 14,2 %, según la información más reciente de las autoridades.