•   Tegucigalpa, Honduras  |
  •  |
  •  |
  • ACAN-EFE

El incendio que se registró hace más de una semana en una cárcel del centro de Honduras y que causó la muerte de al menos 359 personas "fue un acto meramente accidental y no inducido por mano criminal", afirmó hoy el fiscal general del Estado, Luis Rubí.

El alto funcionario hondureño dijo, que según la información preliminar que ha recibido hasta este martes, se descarta que el siniestro se haya producido por un cortocircuito o el uso de gasolina, como extraoficialmente ha trascendido en algunos medios locales que citan a presuntos reos prófugos no identificados.