•   Tegucigalpa, Honduras  |
  •  |
  •  |
  • AFP

El número de muertos que dejó el trágico incendio en la cárcel de Comayagua, en el centro de Honduras, aumentó a 360 este martes informó a la prensa un portavoz de un centro médico.

Juan Angel Irías, de 66 años, murió "debido a la severidad de las lesiones", dijo Manuel Boquín, médico del Hospital Escuela, donde han fallecido siete de los 10 reos que fueron internados con severas quemaduras.

Ana Lizeth Cruz Olloa, esposa de Irías, exigió "justicia", porque a su juicio hubo participación de las autoridades en el incendio de la cárcel, ubicada a 90 km al norte de Tegucigalpa.

El siniestro en el superpoblado penal de Comayagua es una de las peores tragedias ocurridas en una cárcel en el mundo.

Las causas fueron investigadas por expertos internacionales, incluidos peritos llegados de Estados Unidos, que concluyeron que fue "accidental".