•   Lille, Francia  |
  •  |
  •  |
  • AFP

El ex director general del FMI Dominique Strauss-Kahn fue detenido ayer martes, en el marco de una investigación por “complicidad de proxenetismo” y “ocultamiento de abuso de bienes sociales” en el caso del hotel Carlton, y pasará la noche en la gendarmería, según una fuente cercana al caso.

Los tres jueces de instrucción llegaron al lugar por la noche para notificarle a Strauss-Kahn la prolongación de su detención por 24 horas, antes de abandonar el sitio una hora más tarde, informó la fuente.

El exdirector del Fondo Monetario Internacional, FMI, había llegado por la mañana a las, nueve, hora local, a un cuartel de la gendarmería en Lille  al que fue convocado, e inmediatamente se le comunicó su detención para investigación.

Por la mañana su abogada, Frédérique Baulieu, llegó para asistir a su cliente en la detención para investigación que, teóricamente, puede durar hasta 96 horas, pero que se espera que no se prolongue más allá de 48 horas.

Tras esto, Strauss-Kahn puede ser liberado sin cargos, o ser llevado ante los jueces, que podrían convocarlo posteriormente.

Puede ser inculpado

Si los jueces de instrucción consideraran suficientes los cargos, Strauss-Kahn podría ser inculpado de “complicidad de proxenetismo” y “ocultamiento de abuso de bienes sociales”.

Este último cargo implicaría que estuvo al tanto del origen fraudulento de los gastos de los que se benefició.

Strauss-Kahn será interrogado sobre las fiestas libertinas en las que habría participado en París y Washington, a fin que los investigadores determinen si sabía que las mujeres que participaban en las mismas eran prostitutas.

Los testimonios sobre el caso señalaron que varios viajes de mujeres fueron organizados y financiados por dos empresarios del norte de Francia, Fabrice Paszkowski, directivo de una empresa de material médico, y David Roquet, exdirector de una filial del grupo de obras públicas Eiffage.

El último de esos viajes tuvo lugar del 11 al 13 de mayo en la capital estadounidense, en vísperas de la detención de Strauss-Kahn por el caso del hotel Sofitel de Nueva York.