•   Washington, Estados Unidos  |
  •  |
  •  |
  • EFE

El Gobierno de Estados Unidos reveló  que podría considerar “medidas adicionales” para ayudar a la oposición siria en caso de no alcanzar una solución política, en un cambio de lenguaje tras su negativa a armar a los rebeldes.

Los portavoces de la Casa Blanca, Jay Carney y del Departamento de Estado, Victoria Nuland, emplearon la expresión en sus respectivas conferencias de prensa diarias, en las que también acogieron la idea del Comité Internacional de la Cruz Roja, CICR,  de solicitar un alto al fuego de dos horas de duración.

“No queremos tomar acciones que contribuyan a una mayor militarización de Siria, porque eso llevaría al país por un camino peligroso. Pero no descartamos medidas adicionales si la comunidad internacional espera demasiado tiempo y no toma el tipo de acción que debe tomarse”, señaló Carney.

Por su parte, Nuland subrayó que lo que Estados Unidos “no quiere”, es ver cómo aumenta la espiral de violencia.

No explican cuáles serán esas medidas

“Sin embargo, si no podemos conseguir que el presidente sirio Bachar Al Asad ceda a la presión que todos estamos imponiéndole, puede que tengamos que considerar medidas adicionales”, añadió.

Ninguno de los portavoces precisó en qué consistirían esas medidas adicionales, pero ambos las citaron en respuesta a preguntas en las que se mencionaba la posibilidad de armar a los rebeldes sirios, impulsada, entre otros, por el senador republicano John McCain.

Hasta ahora, el Gobierno de Barack Obama había expresado un rotundo rechazo a cualquier intervención o ayuda militar en Siria, aunque el Presidente ha reservado sus opciones, al señalar que “nunca hay que dejar nada fuera de la mesa”.

En cuanto al llamamiento del CICR al Gobierno sirio y a las fuerzas opositoras para que cesen las hostilidades al menos durante dos horas al día, con el fin de poder aumentar la asistencia humanitaria, Nuland indicó que Estados Unidos cree que ese alto al fuego tendría que ser “completo”.

“Pero si una pausa es lo mejor que podemos conseguir, obviamente queremos poder lograr que las organizaciones internacionales puedan llevar ayuda humanitaria a quienes están sufriendo por los ataques de Al Asad”, afirmó la portavoz.