•   Moscú, Rusia  |
  •  |
  •  |
  • EFE

Rusia condenó hoy la muerte de dos periodistas extranjeros en la ciudad siria de Homs durante un bombardeo de las Fuerzas Armadas del país árabe, al tiempo que pidió el cese inmediato de la violencia.

"Esto nos causa inquietud y una firme condena, ya que no se trata de la primera muerte de corresponsales extranjeros en Siria", informó la Cancillería rusa en un comunicado.

Moscú, que ha vetado en la ONU todos los proyectos de resolución que pedían la renuncia del líder sirio, Bachar al Asad, transmitió hoy sus profundas condolencias a los familiares de los reporteros fallecidos y deseó la pronta recuperación de los heridos.

"Este trágico suceso confirma una vez más la necesidad de un inmediato cese de la violencia por parte de todos los bandos en el conflicto sirio", añadió la Cancillería.

Además, abogó por "el comienzo de un diálogo nacional sin condiciones previas".

El fotógrafo francés Rémi Ochlik y la veterana reportera estadounidense Marie Colvin fallecieron hoy en un bombardeo en Homs, en el que también resultaron heridos otros cuatro reporteros.

Unas horas antes, en la noche de ayer, el colaborador sirio de "Shaam News Network", Ramy Al-Sayed, perdió la vida después de que un bombardeo alcanzase su vehículo hacia el mediodía.

Homs, bastión de la oposición ubicado en el centro del país, es objeto desde comienzos de este mes de una gran ofensiva lanzada por el Ejército sirio, que ha dejado cientos de muertos, según los grupos opositores.