•   Lima, Perú  |
  •  |
  •  |
  • EFE

La Policía de Perú capturó a siete presos prófugos y encontró a otro muerto cerca a la frontera con Bolivia, de los 17 que se escaparon el domingo del penal de Challapalca, entre las regiones sureñas de Puno y Tacna.

En un comunicado, la Policía señaló hoy que el martes tuvo un enfrentamiento con los fugitivos y que cuatro de ellos fueron
heridos de bala y trasladados a un hospital de la ciudad de Puno.

Por la dificultad de las comunicaciones con la zona, no hay información sobre si el interno encontrado muerto posteriormente falleció por hipotermia o por herida de bala, dijo a Efe una fuente de la Policía.

La madrugada del domingo, 17 presos de alta peligrosidad se fugaron de Challapalca con ayuda de cómplices que los esperaban en dos camionetas; actualmente solo falta detener a dos reos.

"La Policía se mantiene en alerta para la ubicación y captura de los dos prófugos sobre quienes se viene estrechando el cerco para su puesta a disposición de las autoridades correspondientes", señala el comunicado.

El Ministro de Gobierno de Bolivia, Carlos Romero, dijo hoy en la emisora Radio Programas del Perú que la Policía de su país también apoyó en la captura de los prófugos con el reforzamiento de la frontera.

Según Romero, se apresó a los siete prófugos en una zona andina muy agreste y sin mucho tránsito.

La Policía peruana desplegó 3.000 agentes por todo el país en búsqueda de los internos, a los que se sumó personal del Ejército.

Entre el primer grupo de capturados el lunes se halló a José Torres, conocido como "el burro", el más avezado de los prófugos y condenado por homicidio calificado, asesinato y robo agravado.