•   Washington, Estados Unidos  |
  •  |
  •  |
  • AFP

La Organización de Estados Americanos (OEA) debe priorizar la lucha contra el crimen organizado, afirmó este miércoles el canciller de Guatemala, Harold Caballeros, quien planteó debatir alternativas a la actual estrategia contra el narcotráfico "tan poco fructífera".

"Creemos que esta debe ser una prioridad insoslayable", dijo Caballeros en una sesión extraordinaria de la OEA en su honor en Washington.

"Nuestra organización puede y debe asumir el compromiso firme y decidido en el ámbito de la seguridad", señaló. "Todo esfuerzo aislado o temporal no podrá contener la vorágine de violencia y desestabilización", advirtió.

Pero en su intervención, Caballeros no hizo referencia a la propuesta del presidente de Guatemala, Otto Pérez, de una despenalización del consumo de drogas.

El canciller aclaró posteriormente a periodistas que "la idea del presidente no es legalizar la droga, no es que Guatemala cometa una acción unilateral, la idea es poner el tema sobre la mesa".

"La alternativa natural es el diálogo, el debate, para poder pensar si existen otros caminos y no la batalla que hasta acá está resultando no sólo tan cara sino tan poco fructífera", subrayó, admitiendo que una discusión así puede durar "una década".

Dentro de su visita a la capital estadounidense, Caballeros se reunió el martes con la secretaria de Estado, Hillary Clinton. El gobierno de Barack Obama ya rechazó la propuesta guatemalteca, en concordancia con su oposición a una despenalización de las drogas.

Caballeros afirmó que el presidente guatemalteco insistirá en la Cumbre de las Américas de abril en Colombia en la apertura de ese debate.

Uno de los temas que trató Caballeros con Clinton fue el migratorio, sobre el que también insistió en la OEA.

"Las políticas punitivas que incluyen deportaciones masivas repercuten de manera adversa en la seguridad de los países de origen", dijo Caballeros en una crítica velada a Estados Unidos, país que ha alcanzado niveles récord de deportación de indocumentados, la mayoría de ellos hispanos.

El tema migratorio "requiere un tratamiento responsable de parte de la OEA", dijo.

Asimismo, pidió una "voluntad política renovada" para lograr una "OEA más eficaz, más paticipativa y abierta".

El secretario general de la OEA, José Miguel Insulza, saludó al canciller "con admiración por los logros que ya ha tenido su gobierno" desde que asumió el presidente Pérez en enero.

"Guatemala siempre encontrará el apoyo inequívoco de la OEA", afirmó Insulza.