•   México  |
  •  |
  •  |
  • AFP

Militares mexicanos desmantelaron el miércoles un laboratorio clandestino que servía para la elaboración de drogas sintéticas en un municipio del estado mexicano de Chiapas, al sureste del país, informó este jueves la procuraduría (fiscalía).

En el sitio fueron decomisados 268 toneles con diversas sustancias químicas, agregó la dependencia en un comunicado.

El descubrimiento del laboratorio se produjo "en un recorrido de vigilancia en el municipio de Tapachula, cuando los militares observaron a una persona salir de un inmueble con un tambo que desprendía fuerte olor a químicos", agregó el boletín.

Al ver a los soldados, el sujeto huyó. Luego de obtener la orden judicial de cateo, funcionarios de la fiscalía encontraron en el lugar 268 toneles con diversas sustancias y más de 100 bultos -de 25 kilos cada uno- con otros componentes químicos necesarios para fabricar las drogas.

Otro equipo incautado incluyó secadoras, al menos nueve calderas de aluminio con mangueras conectadas entre sí, tres recipientes con capacidad de 1.100 litros, un vehículo pesado y armas.

Se estima que este sería el segundo laboratorio más grande de este tipo que se descubre en la región del sur de México.

El hallazgo surge a días de que la procuraduría anunciara la capacitación a fiscales, policías y soldados por parte de la agencia antidrogas estadounidense DEA en la de detección y desmontaje de estos laboratorios.

A inicios de febrero las autoridades mexicanas hicieron un decomiso "histórico" de más de 15 toneladas de metanfetaminas utilizadas para fabricar drogas sintéticas y según la procuraduría, en los últimos cinco años este tipo de hallazgos aumentaron "de manera considerable hasta 1.200%", para un total de 712 en el periodo.