•   Washington, Estados Unidos  |
  •  |
  •  |
  • AFP

El presidente estadounidense, Barack Obama, mantuvo durante un año adicional el marco legal para sancionar a Libia, por los riesgos que la familia de Kadhafi o que miembros del depuesto régimen puedan representar para los intereses del país, anunció el jueves la Casa Blanca.

"Estamos intentando reducir las sanciones, debido a los numerosos acontecimientos positivos en Libia, entre ellos la caída de Kadhafi y de su gobierno" a fines de 2011, explicó Obama en un comunicado enviado a los dirigentes del Congreso.

"Estamos trabajando estrechamente con el nuevo gobierno libio y con la comunidad internacional para aligerar estas restricciones sobre los organismos contemplados por estas sanciones", destacó el mandatario estadounidense en un texto difundido por la Casa Blanca.

"Sin embargo, la situación en Libia sigue siendo una amenaza inusual y extraordinaria para la política exterior de Estados Unidos", indicó Obama, que utilizó la expresión "urgencia nacional", que constituye el marco legal para aplicar las sanciones.

El 16 de diciembre, Estados Unidos y el Consejo de Seguridad de Naciones Unidas levantaron gran parte de las sanciones impuestas a Libia en la era de Kadhafi. El total de los montos liberados fue estimado en "más de 30.000 millones de dólares", según el departamento del Tesoro.