•   Caracas, Venezuela  |
  •  |
  •  |
  • AFP

La justicia venezolana multó el jueves con 3.500 dólares a la organizadora de las primarias opositoras del 12 de febrero por no entregar las listas de votantes en el proceso, incumpliendo una orden judicial, y pidió a la Fiscalía determinar su "responsabilidad penal" por ese "desacato".

"Se impone a la presidenta de la Comisión electoral de la (coalición opositora) Mesa de la Unidad, ciudadana Carmen Teresa Albanes (...) multa de 200 unidades tributarias, equivalente a 15.200 bolívares (unos 3.500 dólares)", reza una sentencia del Tribunal Supremo de Justicia (TSJ).

El texto explica que la multa --que deberá ser pagada en 5 días, pero que puede apelarse-- se impone porque la Mesa de la Unidad (MUD) "incumplió" la medida cautelar decidida por el TSJ el pasado de 14 de febrero, que dictaba "la suspensión del proceso de destrucción de los cuadernos electorales" y su entrega al Consejo Nacional Electoral, la autoridad electoral local.

La oposición, que había decidido destruir las listas de electores 48 horas después de las primarias para garantizar la confidencialidad del voto, se opuso desde un primer momento a la medida del TSJ y aseguró que honraría su compromiso de mantener en secreto la identidad de los más de tres millones de votantes.

La decisión inicial de destruir las listas buscaba dar confianza a los electores, que mantienen en el recuerdo una lista difundida por el gobierno en 2004 con los nombres de quienes firmaron una petición de referendo revocatorio del mandato del presidente Hugo Chávez y que derivó en represalias laborales y administrativas.

La MUD aseguró además que parte de esos cuadernos ya habían sido destruidos.

El TSJ aseguró este jueves que para cuando la MUD conoció la medida cautelar "no habían transcurrido las 48 horas luego de las cuales debía destruirse el material electoral, por lo que resulta patente que no sólo se violó la normativa que se había dictado" sino que "se desconoció el mandato cautelar que era, incluso, de conocimiento público".

Asimismo, el máximo tribunal venezolano informó que remitió sus sentencias al Ministerio Público para que éste "determine la eventual responsabilidad penal" que podría ocasionar "el desacato" de la medida cautelar del TSJ, en respuesta a un recurso presentado por un ex precandidato municipal a las primarias.

En las primarias organizadas por la MUD, Henrique Capriles Radonski resultó electo candidato único para competir contra Chávez en las presidenciales de octubre, pero también se seleccionaron a cientos de candidatos opositores a alcaldías y gobernaciones.