•   La Habana, Cuba  |
  •  |
  •  |
  • AFP

Unos 200 simpatizantes del gobierno cubano hicieron este jueves un bullicioso acto de repudio contra las opositoras Damas de Blanco, reunidas en casa de su fallecida líder Laura Pollán para conmemorar los dos años de la muerte del preso opositor Orlando Zapata, constató la AFP.

"¡Gusanas!", "¡Viva la Revolución¡" y "¡Vivan Fidel y Raúl!", gritaban los manifestantes frente a la casa, ubicada en el populoso barrio de Centro Habana, a las 41 mujeres que rendían tributo a Zapata, quien murió el 23 de febrero de 2010 tras 85 días de huelga de hambre.

Por su parte, desde el interior de la vivienda, cuyos accesos estaban cerrados y controlados por la policía, las Damas respondían con gritos en favor de la libertad y consignas como "Castro, traidor, asesino y dictador" y "No queremos Castro, queremos libertad".

Berta Soler, quien sustituyó a Pollán como líder del grupo tras el deceso de ésta a causa de un paro cardiorrespiratorio el 14 de octubre de 2010, declaró a la AFP que las Damas "no pretendían marchar" por la calles de La Habana y que "el acto de repudio" comenzó cuando ellas empezaron a gritar "vivas a Zapata y a Pollán".

"Vamos a continuar la conmemoración con o sin ellos, y también nuestras protestas pacíficas en la calle", añadió Soler, cuyas declaraciones apenas se escuchaban debido al intercambio de consignas entre las mujeres y los partidarios del gobierno, a lo que se sumaba la música que éstos hacían sonar desde dos parlantes instalados en la calle.

Soler destacó que una "docena" de miembros del grupo no pudo llegar a la conmemoración porque fue detenida por la policía política.

La organización Damas de Blanco, Premio Sajarov 2005 del Parlamento Europeo, fue creada por esposas y familiares de 75 disidentes detenidos en 2003, ya todos liberados.

Zapata, un albañil de 42 años, murió en una huelga de hambre con la que exigía mejoras en sus condiciones de prisión, lo que desató fuertes críticas a Cuba, sobre todo de Estados Unidos y la Unión Europea.