•   Damasco, Siria  |
  •  |
  •  |
  • AFP

La ONU afirmó este jueves que dispone de una lista de altos responsables sospechosos de “crímenes contra la humanidad” en Siria, donde la represión por las protestas no disminuye pese al elevado número de muertos, la grave situación humanitaria y los llamados a cesar la violencia.

Este jueves 61 personas, en su mayoría civiles, murieron en Siria, a lo que se añade la ejecución de siete activistas sirios que cooperaban con el grupo de solidaridad internacional Avaaz y fueron hallados “con las manos atadas”, según el Observatorio Sirio de Derechos Humanos, OSDH.

Un día después de la muerte de dos periodistas en los bombardeos, los militantes sirios lanzaron este jueves un “último grito de socorro” en los barrios rebeldes de Homs, atacados por las fuerzas del régimen mientras la comunidad internacional busca una tregua para llevar ayuda humanitaria.

Pero la tarea es difícil, pues China y Rusia aliados del régimen Asad, continúan rechazando cualquier injerencia en Siria y rechazan participar en una reunión en Túnez, el viernes, tras haber bloqueado dos resoluciones en la ONU condenando la represión.

Lista en sobre cerrado
Al tiempo que la masacre continúa, el Alto Comisionado de la ONU para los Derechos Humanos anunció que dispone de una lista confidencial de altos responsables políticos y militares sirios implicados en “crímenes contra la humanidad”.

Una comisión de investigación de la ONU presentó “un sobre cerrado que contiene los nombres de esas personas”, y subrayó que “la mayoría de los crímenes” requirieron de “órdenes superiores”. Más de 500 niños murieron desde marzo de 2011, denunció.

También mencionó “violaciones de derechos humanos” cometidos por grupos de la oposición, “aunque no comparables en términos de magnitud y organización a los cometidos por el Estado”.

Para tratar de resolver la crisis, la ONU plantea nombrar un enviado especial, cargo para el cual el ex secretario general de la ONU, Kofi Annan es el favorito, según fuentes diplomáticas.

EU: agresión odiosa
Por su parte, la Casa Blanca afirmó este jueves que el presidente sirio, Bashar al Asad, llevaba a cabo una agresión “odiosa e imperdonable” contra su pueblo.

“La agresión que Asad perpetra contra los sirios es odiosa e imperdonable. Por eso trabajaremos, con miembros de la comunidad internacional para organizar una transición pacífica en ese país, que es inevitable y ya ha comenzado”, afirmó Jay Carney, portavoz del presidente Barack Obama.

El portavoz indicó también que armar a la oposición siria, como desean influyentes miembros del Congreso estadounidense no está en la agenda.

“Seguimos pensando que una solución política es el mejor enfoque”, ya que armar a los rebeldes podría desembocar en una situación “peligrosa y caótica”, aseguró.

Pero estas duras declaraciones no harán ceder al régimen de Asad. Para los militantes, “a medida que aumentan las condenas (internacionales), los bombardeos se intensifican”. La violencia, según el OSDH, ha causado ya más de 7,600 muertos, en su mayoría civiles, en más de 11 meses de protestas.

Por su parte, la secretaria de Estado norteamericana Hillary Clinton afirmó que el Consejo Nacional Sirio, CNS, es un “representante creíble” de la oposición, en declaraciones este jueves en Londres.

“La opinión de la Liga Árabe y de todos los otros que están trabajando y planeando esta conferencia  -sobre Siria, este viernes en Túnez-, es que el CNS es un representante creíble y por lo tanto estará presente” en la reunión, dijo Clinton.

En una resolución aprobada por abrumadora mayoría la semana pasada, la Asamblea General de la ONU había pedido al Gobierno sirio poner fin a la brutal represión contra su población civil, y exigió el nombramiento de un enviado de la ONU.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus