•   Túnez  |
  •  |
  •  |
  • EFE

El régimen sirio "pagará un alto precio" si se obstina a ignorar la voz de la comunidad internacional, advirtió este viernes la secretaria de Estado norteamericana, Hillary Clinton, durante una conferencia internacional sobre la situación en Siria celebrada en Túnez.

Clinton aseguró que el objetivo de la conferencia es "incrementar la presión sobre el régimen de Asad, profundizar en su aislamiento y enviar un claro mensaje: pagará un alto precio por ignorar la voluntad de la comunidad internacional y violar los derechos humanos de vuestro pueblo".

La jefa de la diplomacia estadounidense abogó por incrementar "las prohibiciones de viajar a los altos responsables del régimen (...), congelar sus haberes, boicotear el petróleo sirio, suspender cualquier nueva inversión y estudiar el cierre de embajadas y consulados".

Clinton también anunció que su país ofrece 10 millones de dólares en ayuda humanitaria urgente, "incluido el apoyo a los refugiados".

"No podemos esperar a que esta crisis se convierta en la mayor catástrofe de siempre", argumentó.

La ayuda consistirá en equipos médicos y de emergencia, agua potable, alimentos, mantas, calefactores y material de higiene personal y estará destinada a los civiles sirios que lo necesiten, según Clinton.

Esta ayuda "no es el final", agregó. "Estados Unidos aportará más ayuda humanitaria en los próximos días", anunció.