•   Washington, Estados Unidos  |
  •  |
  •  |
  • AFP

Estados Unidos y Colombia coordinan más colaboración con los países latinoamericanos agobiados por el narcotráfico y el crimen organizado, afirmó este viernes el ministro de Defensa colombiano, Juan Carlos Pinzón, al cierre de una visita a Washington.

Pinzón participó el jueves en la Casa Blanca en una primera reunión binacional sobre seguridad, que el ministro calificó de "hito", y en la que se habló de las necesidades de Colombia para luchar contra el narcotráfico, pero también de las maneras de prestar más ayuda a países de la región.

"El foco es la cooperación entre Colombia y Estados Unidos y cómo Colombia puede ayudar a otras naciones para fortalecer su lucha contra el crimen y cómo Colombia aun requiere algunas capacidades para seguir avanzando" en el ámbito interno, resumió el ministro en rueda de prensa.

Pinzón dijo que la reunión fue la primera "de una fase post-Plan Colombia", en referencia al programa de seguridad que canalizó al país sudamericano más de 6.000 millones de dólares estadounidenses desde 2000.

No ahondó en las "capacidades específicas" en seguridad que Estados Unidos aportará a Colombia, "porque necesitamos que lleguen y produzcan efectividad" contra "los grupos armados que hoy actúan de manera cruel en contra de los ciudadanos".

Asimismo, minimizó la importancia de los recortes paulatinos que ha venido haciendo Estados Unidos en su ayuda en seguridad. "La reducción del Plan Colombia ha venido siendo compensada con recursos colombianos", dijo.

En cuanto a la cooperación regional, se acordaron nuevas reuniones futuras para "alinear las capacidades" de Colombia y Estados Unidos, según las necesidades en la región, señaló el ministro.

Agentes mexicanos ya han recibido entrenamiento de cuerpos de seguridad colombianos, dijo.

El gobierno de Juan Manuel Santos ha hecho un trabajo "importante por reducir las tensiones" regionales, para que los gobiernos puedan dedicarse a "luchar contra aquello que nos interesa" en seguridad, apuntó.

Durante su visita a Washington, Pinzón se reunió con diversas autoridades militares, de seguridad y justicia del gobierno de Barack Obama.

También se entrevistó con representantes de organizaciones de derechos humanos para aclararles que el deseo de Bogotá de reformar la justicia militar "de ninguna manera es dar un paso atrás en materia de derechos humanos".

El gobierno colombiano anunció la semana pasada que retiraba una polémica iniciativa legislativa que ampliaba el alcance de la justicia militar, criticada por las organizaciones, y Pinzón dijo que en marzo será presentado un nuevo proyecto "integral".