•   Detroit, EU  |
  •  |
  •  |
  • AFP

El aspirante a la Casa Blanca Mitt Romney se autopresentó el viernes como el único republicano capaz de vencer a Barack Obama en las elecciones de noviembre y de enderezar la economía estadounidense, en un acto a tres días de una decisiva primaria en el Estado de Michigan.

"No solo pienso que tengo la mejor chance, creo que tengo la única chance (de vencer a Obama)", sostuvo Romney en Detroit (Michigan, norte), la cuna de la industria automotriz estadounidense, apelando a promesas de reducción de impuestos y de la estructura de gobierno para desplazar al actual presidente.

El acto ante el Club Económico de Detroit tuvo lugar en el campo del club de football americano de los Detroit Lions.

Con un escenario en el que la campaña republicana puso foco en sus antecedentes como hombre de negocios, el ex gobernador de Massachusetts, sostuvo que reducir impuestos es la forma más rápida de recuperar fuentes laborales.

"Durante 36 meses la tasa de desempleo estuvo encima del 8%", dijo Romney al resaltar los resultados económicos logrados por Obama.

En Michigan el tema de la economía es el predominante, en buena parte porque el desempleo llegó a 9,3%, contra el promedio nacional de 8,3%.

Las encuestas muestran que en Michigan, Romney está en un empate estadístico con Rick Santorum, un senador conservador y ex religioso.

Para Romney es una preocupación importante ganarse al electorado del estado donde nació, donde su padre fue gobernador y donde ganó cuando protagonizó su fallido intento de obtener la nominación republicana en las elecciones de 2008.

Así apeló al sentimiento tradicional de Detroit por el sector automotor.

"For Michigan to be strong and vital, the auto industry has to be growing and thriving. I hope we learn lessons from the experiences of the past," he said.

"Para que Michigan sea fuerte y vital, la industria automotriz tiene que ser creciente y pujante. Espero aprender las lecciones del pasado", dijo, tal vez aludiendo a su infeliz frase "dejemos que Detroit quiebre", pronunciada en el pico de la crisis.

Los trabajadores sindicalizados, en su mayoría votantes de Obama, se lo recordaron, manifestando delante del estadio durante el discurso del aspirante republicano, alineando 26 automóviles con el mensaje: "Romney: Let Detroit Go Bankrupt".

La primaria de Michigan, el 28 de febrero, podría ser un momento decisivo en la carrera republicana, que ha visto a Romney cuestionado por una serie aparentemente interminable de rivales del ala conservadora del partido.