•   La Habana, Cuba  |
  •  |
  •  |
  • AFP

La tormenta tropical Fay atravesó este sábado Haití y República Dominicana, donde dejó al menos un muerto y tres desaparecidos, y amenaza convertirse en huracán en las próximas horas mientras se acerca a Cuba, Jamaica, las Bahamas y la península estadounidense de Florida.

El paso de Fay sobre Dominicana entre el viernes y el sábado dejó como saldo una mujer de 34 años ahogada al desbordarse un río en la ciudad de Higuey, 140 kilómetros al este de Santo Domingo, donde al menos otras tres personas están desaparecidas, informó a la prensa el Centro de Operaciones de Emergencia dominicano.

Según el gobernador de la región, Pedro Rojas Morillo, hay al menos 200 personas refugiadas en un centro comunal ya que sus casas acabaron inundadas.

La sexta tormenta tropical de la temporada ciclónica, que se inició el 1 de junio y se extiende por seis meses, se convertía en "una amenaza para la vida por repentinas inundaciones y deslaves", advirtió el sábado el centro de huracanes en Miami (NHC, por su sigla en inglés).

La cantidad de lluvia acumulada hasta el momento alcanzaba los 20 centímetros.

Fay cruzó también Haití, que estaba en alerta roja y con varias zonas inundadas.

"La mayor parte de Haití está bajo fuerte lluvia, especialmente en el sur, con vientos de unos 70 km por hora", dijo Ronald Semelfort, del servicio meteorológico de Haití a la AFP.

A las 18H00 GMT, el centro de la tormenta se situaba 80 km al sur de Cuba y unos 280 km al oeste de Puerto Príncipe, avanzando a una velocidad de 26 km/h, según el NHC.

Para los próximos dos días se espera que el fenómeno ingrese a Cuba, donde ya existen alertas de posible huracán en provincias del este.

"Se pronostica un fortalecimiento para los próximos dos días (...) y Fay podría alcanzar fuerza de huracán en su acercamiento a Cuba el domingo", adelantó el centro de huracanes.

Las advertencias de tormenta tropical se mantenían sobre Haití, las islas de Turcos y Caicos, el sudeste de Bahamas, Jamaica, las islas Caimán y el sur de Cuba.

La Defensa Civil de Cuba ordenó el sábado a la población de siete de sus 14 provincias estar informada sobre la tormenta y a los gobiernos de esos territorios tomar medidas para preservar la vida y recursos.

La "fase informativa" fue decretada para Guantánamo, Santiago de Cuba, Granma, Holguín, Las Tunas, Camagüey y Ciego de Avila, cuya población debe escuchar los avisos de ciclón y los partes de la Defensa Civil difundidos por los medios.

Mientras la tormenta avanza hacia el oeste se espera un giro en dirección oeste-noroeste hacia las últimas horas del sábado.

El fenómeno podría alcanzar la península de Florida después de dejar Cuba el domingo, según los pronósticos.

En Miami la población comenzó a aprovisionarse ante la proximidad de la tormenta.

En muchas gasolineras, supermercados y tiendas especializadas, la gente comenzaba a mostrar su inquietud mientras llenaba el tanque de su vehículo, y llevaban para sus casas agua embotellada, alimentos, linternas y velas.

En la televisión los noticieros advertían sobre la necesidad de aprovisionarse al menos para tres días en los que la tormenta puede obligar al cierre de comercios y a la interrupción del servicio eléctrico.