•   Tegucigalpa, Honduras  |
  •  |
  •  |
  • ACAN-EFE

El hallazgo del cuerpo de un reo carbonizado entre los escombros de la Granja Penal de Comayagua, centro de Honduras, que se incendió parcialmente el pasado 14 de febrero, elevó a 361 la cifra de muertos, informó hoy el portavoz del Ministerio Público, Melvin Duarte.

Hasta ahora se desconoce la identidad de la nueva víctima, que fue hallada el sábado y sus restos fueron enviados a Medicina Forense del Ministerio Público en Tegucigalpa para practicarle la autopsia, dijo Duarte a Efe.

Según el funcionario, el hallazgo tardío se debe a que el día del incendio, que se registró entre la medianoche del 14 y la madrugada del 15 de febrero, "había poca iluminación" y el fuego dejó "una gran cantidad de escombros quemados que luego fueron removidos".

El efecto del fuego, que según expertos de Estados Unidos llegó a alcanzar temperaturas de unos 2.000 grados centígrados, también provocó que el cuerpo del reo hallado el sábado entre los escombros quedara "muy reducido" respecto a su tamaño original.

El pasado 16 de febrero, la directora de Fiscales del Ministerio Público, Danelia Ferrera, dijo a periodistas que el día del incendio en la cárcel había 852 personas, incluida una mujer que visitaba a su marido, quien es uno de los supervivientes de la tragedia y estuvo hospitalizado en Tegucigalpa hasta el viernes.

El nicaragüense, que fue remitido a la Penitenciaría Nacional el pasado viernes, era uno de los diez reos quemados que el día 15 fueron ingresados en el Hospital Escuela, donde fallecieron siete.

Los dos restantes siguen hospitalizados y su situación es "estable pero crítica", según fuentes médicas.

La identificación y entrega de los cadáveres se trasladó desde el pasado viernes a la Academia Nacional de Policía, en el extremo suroeste de la capital hondureña, debido a que en los predios de Medicina Forense, donde se venía realizando esa tarea, hay muchos comercios y residencias particulares.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus