Jorge Eduardo Arellano
  •  |
  •  |
  • END

Irán anunció el domingo el lanzamiento exitoso de un cohete de fabricación local habilitado para transportar un satélite y logró poner en órbita un “satélite de prueba”, en un gesto que podría acentuar la tensión entre Teherán y Occidente debido a su polémico programa nuclear.

“El cohete Safir fue lanzado exitosamente. Todos sus sistemas, en particular los de mando a distancia y control, son de fabricación iraní”, afirmó a la televisión estatal, Reza Tagipur, jefe de la Organización Espacial iraní.

Indicó que el cohete transportaba un “satélite de ensayo que fue puesto en órbita”, sin brindar otras precisiones.

“Así, se allanó el camino para colocar en el futuro un satélite en el espacio”, agregó la televisión iraní que mostró supuestas imágenes del lanzamiento.

La Casa Blanca no tardó en reaccionar y afirmó poco después que el anuncio iraní era “perturbador” porque esa tecnología podría ser también utilizada para misiles balísticos.

“El desarrollo y ensayo iraní de cohetes es perturbador y levanta más interrogantes sobre sus intenciones”, dijo el portavoz Gordon Johndroe, desde Crawford, Texas, donde se encuentra la hacienda de descanso del presidente George W. Bush.

“Esta acción y la doble posibilidad de uso para su programa de misiles balísticos son inconsistentes con sus obligaciones ante el Consejo de Seguridad de la ONU”, dijo Johndroe.

En cuanto al desarrollo del lanzamiento, la televisión iraní afirmó que se llevó a cabo al alba.