•   Estocolmo, Suecia  |
  •  |
  •  |
  • AFP

La Semana Mundial del Agua, que reúne en Estocolmo a 2.500 expertos internacionales, se inauguró este lunes con llamamiento a un cambio de mentalidad y de comportamiento.

"Durante los últimos 25 años tuvimos una forma de vida muy lujosa, sin preocuparnos para nada del medio ambiente. Ahora hay que cambiar la forma en la que consumimos, compramos y comemos", declaró el profesor británico John Anthony Allan, ganador del Premio del Agua de Estocolmo 2008, en una conferencia de prensa.

Este año, la Semana Mundial del Agua se centra en el tema del saneamiento y la higiene, teniendo en cuenta que un tercio de la humanidad carece de instalaciones sanitarias.

Para el director de la Semana, Anders Berntell, es necesario "una toma de conciencia por parte de los dirigentes" sobre la urgencia de una solución para esa falta de instalaciones sanitarias.

Un quinto de la población mundial sufre actualmente la falta de agua y ese porcentaje alcanzará el 30% en 2025, según la ONU, que instituyeron 2008 como Año Internacional del Saneamiento.

"La falta de acceso a las instalaciones sanitarias es uno de los mayores escándalos de todos los tiempos", denunció el príncipe Guillermo, el hijo mayor de la reina Beatriz de Holanda y presidente del Consejo Consultivo para el Agua y el Saneamiento ante la Secretaría General de la ONU.

El príncipe holandés subrayó que "7.500 personas mueren cada día por ausencia de higiene", una situación que, criticó, "no ha cambiado desde hace siete años".