•   Berlín, Alemania  |
  •  |
  •  |
  • EFE

El abogado norteamericano John Arthur Eaves anunció hoy en Múnich que su objetivo es conseguir en Estados Unidos compensaciones de hasta cinco millones de dólares para los familiares de las víctimas del naufragio del "Costa Concordia" frente a la isla italiana de Giglio.

El letrado quiere que el consorcio estadounidense Carnival, la mayor operadora de cruceros del mundo y a la que pertenece la naviera italiana Costa Crociere, propietaria del crucero siniestrado, asuma el pago de las compensaciones.

Según medio locales, el abogado precisó en una rueda prensa en Múnich que parte de la base de 100,000 dólares por afectado y en "los casos más trágicos", en los que haya que lamentar víctimas mortales, compensaciones de hasta cinco millones de dólares.

La naviera italiana había ofrecido unos 11,000 dólares a cada unos de los pasajeros del crucero.

El abogado exige además el endurecimiento de las normas de seguridad, porque una tragedia como la del "Costa Concordia" no debe volver a ocurrir, dijo.

El bufete de Eaves tiene previsto colaborar con un despacho de abogados de la ciudad italiana de Bolzano.

Ambos bufetes defienden por ahora a casi cien afectados por el naufragio de enero pasado, que dejó 25 muertos y siete desaparecidos.

"Todo era un caos", se lamentaba una mujer.

El "Costa Concordia" naufragó el pasado 13 de enero con más de 4.200 personas a bordo, entre pasajeros y miembros de la tripulación, al chocar contra un escollo, después de que el capitán del barco, Francesco Schettino, variara la ruta establecida para pasar a pocos metros de la costa.