•   La Paz, Bolivia  |
  •  |
  •  |
  • EFE

El presidente de Bolivia, Evo Morales,acusó al Gobierno de Estados Unidos de discriminatorio, antidemocrático y racista por no aceptar la presencia de Cuba en la próxima Cumbre de las Américas que se celebrará en Colombia.

"Es inadmisible que Estados Unidos no acepte la presencia de Cuba en la Cumbre de las Américas (...) Estados Unidos ha tomado un acto de carácter discriminatorio y antidemocrático", afirmó Morales en una rueda de prensa celebrada en el pueblo de Coroico, a 96 kilómetros de La Paz, donde se reunió con sus ministros.

Morales agregó que el anticapitalismo y el antineoliberalismo crece en el continente donde hay presidentes que fueron dirigentes de movimientos sociales, antiimperialistas e incluso exguerrilleros y "no reconocer ese hecho es solo ser antidemocrático y hasta racista de parte del Gobierno de Estados Unidos".

"No es posible que un solo país se imponga a todos los países de América para que no vaya Cuba (a la Cumbre)", dijo Morales al expresar su solidaridad con el Gobierno y los pueblos cubanos.

El mandatario boliviano dijo además que el bloque de la Alianza Bolivariana para los Pueblos de Nuestra América (ALBA), formada por ocho países, seguirá debatiendo con otros Gobiernos sobre si asistirán o no a la Cumbre de Cartagena de Indias en abril.

En febrero pasado, el presidente ecuatoriano, Rafael Correa, miembro de la ALBA, planteó al grupo no asistir a la Cumbre si Cuba no era invitada, aunque Morales dijo hoy que los mandatarios del bloque aún no han definido una decisión al respecto.

A mediados del mes pasado Morales anunció una visita oficial al presidente de Colombia, Juan Manuel Santos, que debería concretarse el próximo jueves 15, para pedirle que invite a Cuba, aunque el Gobierno boliviano no ha vuelto a dar información sobre ese viaje.

El presidente de Colombia consideró hoy que en su viaje a Cuba del pasado miércoles apagó "un incendio" al informar al Gobierno de Raúl Castro que no podía invitarle a la Cumbre en abril por falta de consenso entre los participantes.

Morales se reunió con sus ministros en Coroico para evaluar durante dos días su gestión y dio su conferencia de prensa horas
antes de partir hacia Viena donde el próximo lunes participará en la sesión inaugural de la Comisión de Estupefacientes de la ONU.

El mandatario boliviano, que tiene previsto regresar a La Paz el martes, defenderá en esa reunión de la ONU el hábito de masticar en Bolivia la hoja de coca y reivindicará que esa planta en estado natural no es una droga, aunque contiene alcaloides que son la base para la fabricación de la cocaína.