•  |
  •  |

Saná / EFE

Más de cuarenta supuestos militantes de Al Qaeda han muerto en las últimas horas en ataques aéreos contra objetivos de este grupo terrorista en el sur del Yemen, informó ayer a EFE una fuente militar yemení.


Al menos veinte supuestos combatientes fallecieron en cuatro bombardeos contra sus refugios en la ciudad de Yaar, la segunda en importancia de la provincia de Abian, uno de los feudos de la red terrorista.


La fuente agregó que durante los ataques se destruyó equipamiento militar que se llevaron los extremistas durante los combates librados contra el ejército el domingo pasado en la zona de Dofás, que causaron decenas de víctimas.


Anoche, otros 23 supuestos extremistas fallecieron en tres ataques aéreos en la provincia meridional de Al Baida, vecina de Abian.


Varios testigos dijeron a Efe que los bombardeos del viernes fueron llevados a cabo por “drones” (aviones no tripulados), aunque la fuente militar rechazó confirmar si eran aparatos de EU o yemeníes.


Hace tres días, el grupo “Ansar al Sharía”, vinculado a Al Qaeda, declaró la instauración de un “emirato islámico” en Shabua, zona rica en petróleo.


La actividad de Al Qaeda y de organizaciones cercanas se ha recrudecido desde que estalló hace más de un año la revuelta contra el régimen del presidente yemení, Ali Abdalá Saleh, cuya salida definitiva del poder se produjo a finales de febrero pasado con la toma de posesión del anterior vicepresidente, Abdo Rabu Mansur Hadi.