•   Washington, Estados Unidos  |
  •  |
  •  |
  • AFP

El presidente Barack Obama y altos funcionarios de Estados Unidos están "profundamente preocupados" por la masacre cometida por un soldado estadounidense en Afganistán que se cobró 16 vidas, dijo una fuente de la Casa Blanca este domingo.

"El presidente ha sido informado" sobre el incidente, dijo Caitlin Hayden, que integra el personal de Seguridad Nacional.

"Estamos profundamente preocupados por los informes iniciales sobre este incidente, y estamos monitoreando de cerca la situación", dijo Hayden a la AFP.

El gabinete de seguridad nacional de Obama incluye a los secretarios de Estado, Defensa, Seguridad Interior, y los titulares de la CIA y el FBI.

El general estadounidense John Allen, comandante de las fuerzas de la OTAN en Afganistán, prometió una "rápida investigación" sobre lo sucedido.

Dieciséis civiles afganos, entre ellos niños y ancianos, murieron a manos de un soldado estadounidense que este domingo salió de madrugada de su base en la provincia de Kandahar, bastión talibán del sur de Afganistán, para llevar a cabo la matanza.