•   Bogotá, Colombia  |
  •  |
  •  |
  • AFP

Una centena de militares colombianos heridos y mutilados en combates corrieron este domingo, junto con 5.000 personas más, una carrera atlética de 10 kilómetros en Bogotá, que buscaba recaudar fondos para uniformados lesionados y las familias de muertos en combate, constató la AFP.

Los uniformados, con diferentes prótesis y ayudados por muletas, sillas de ruedas y handcycles (triciclos propulsados por manos), lideraron la quinta versión de la 'Carrera 10 K de los Héroes' que tuvo como eslogan 'Con cada paso que te acercas a la meta, a otros les devuelves la vida'.

"Estos héroes de la patria son los verdaderos responsables de lo que hoy tenemos en el país: un país mucho mejor, un país que va por buen camino, un país que está siendo señalado por el mundo entero como ejemplo", dijo el presidente colombiano Juan Manuel Santos, quien participó en la competición.

La corporación Matamoros, organizadora del evento, calificó como 'satisfactoria' la asistencia a la competición, que también tuvo como objetivo recaudar fondos para soldados, infantes de marina, policías heridos, viudas y huérfanos de los caídos en combate y familias de los secuestrados.

"Esta es una forma de expresar la solidaridad con la causa de los soldados heridos en combate. El recaudo que hoy se hace se destinará a la Fundación Matamoros", aseguró el ministro del Interior, Germán Vargas Lleras, que también compitió.

En la carrera, que se inició y terminó en el parque Simón Bolívar (en el centro-oeste de Bogotá), participaron las categorías Menores (15 a 18 años), Discapacitados, Abierta (19 a 39 años), Máster (40 a 49 años), Plus (50 en adelante) y Héroes Activos (militares y policías).

Colombia padece desde hace casi medio siglo un sangriento conflicto armado interno caracterizado por las acciones de las guerrillas izquierdistas que combaten al Estado, de grupos armados de extrema derecha, del narcotráfico y de la reacción de las fuerzas armadas contra esas organizaciones ilegales.

Millones de colombianos han muerto y han sido desplazados de sus tierras a lo largo de esos años, en los que las mujeres y los niños han resultado los más afectados, junto con indígenas, afrocolombianos y otros clectivos minoría.

Desde 1990 hasta el pasado enero un total de 9.642 personas han resultado víctimas de las minas antipersona en Colombia -de las cuales 2.026 fallecieron-, incluidos 6.024 miembros de la Fuerza Pública, según cifras del programa presidencial para la Acción Integral contra Minas Antipersonal.

Colombia, junto con Irak, Afganistán y República Democrática del Congo, son considerados como los primeros países en el mundo con el mayor número de desplazados por la violencia, según la oficina del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Refugiados (ACNUR).

El conflicto colombiano ha causado el desplazamiento interno de entre de 3,7 y 4,9 millones de sus habitantes, según cifras oficiales, de diversas ONG y el ACNUR.