•   San Salvador, El Salvador  |
  •  |
  •  |
  • EFE

Miles de salvadoreños se han abocado hoy a los centros de votación del país para elegir a los 84 diputados y 262 alcaldes para el período 2012-2015 en un ambiente de tranquilidad y sin mayores anomalías hasta el momento.

Desde las primeras horas del día los salvadoreños hacían filas en las afueras de la escuelas y otras instituciones utilizadas como centros de votación en San Salvador y demás municipios a la espera de la apertura de las mesas para poder votar.

La jefa de observadores de la OEA, la peruana Lourdes Flores, indicó a Efe que los centros abrieron, "en promedio", a las 07:37 por lo que hubo un "retraso notorio en el inicio de la jornada", inaugurada oficialmente a las 07:00 hora local.

Sin embargo, el Tribunal Supremo Electoral (TSE) dio por superada la situación a medida que avanzó la votación.

Las calles de San Salvador lucen tranquilas y despejadas, debido en gran parte a que los ciudadanos no tienen que desplazarse mucho gracias al voto residencial, sin que hasta el momento se haya registrado algún incidente entre los diferentes partidos políticos.

La ley electoral salvadoreña prohíbe cualquier elemento representativo de los partidos políticos que pueda incidir en el voto en las afueras de los centros de votación.

Sin embargo, algunos puntos de votación lucen adornados con banderas y otros objetos alusivos a los principales partidos del país, como el Centro Internacional de Ferias y Convenciones (CIFCO), uno de los más grandes de San Salvador y donde se espera que voten más de 29,000 salvadoreños, según una fuente del TSE.

También los militantes del gobernante Frente Farabundo Martí para la Liberación Nacional (FMLN) y del principal partido opositor, Alianza Republicana Nacionalista (ARENA), han instalado toldos en las afueras del CIFCO donde ayudan a los votantes a saber cuál es la mesa donde les toca votar, siempre manteniendo sus colores alusivos.

"Llama la atención, en general, cómo los militantes partidarios exhiben sus colores (...), me explican que eso es parte de la cultura y de la vida democrática en El Salvador, no somos quién para juzgarlos", señaló Flores a Efe cuando visitaba el CIFCO.

Agregó que en el proceso "lo importante es que el acto del escrutinio se realice con toda la veracidad y neutralidad, eso es lo que interesa".

Esta es la primera vez que el voto residencial se lleva a cabo en la capital salvadoreña, por lo que los centros de votación lucen sin mayor aglomeración de personas, ya que las urnas se han desconcentrado y llevado a los lugares aledaños a las viviendas de las personas.

El voto residencial se está aplicando en 185 de los 262 municipios del país y se espera que 2,214,220 ciudadanos, es decir, un 48 por ciento del padrón electoral, voten con esta modalidad.

Los 4,564,969 salvadoreños convocados para estás elecciones legislativas y municipales también pueden votar por primera vez por sus candidatos, y no sólo por la bandera del partido político, como se ha hecho en elecciones pasadas.

La población salvadoreña se muestra muy optimista del ambiente electoral, aunque algunos divergen en cuanto a la nueva modalidad de votación.

"Ahora es más favorable para votar, es más fácil", con esto del voto residencial, dijo a Efe Pedro Navarro, de 55 años, quien a pesar de estar en silla de ruedas acudió a votar a tempranas horas.

Además, se mostró satisfecho con el nuevo sistema de votación, ya que le da "la oportunidad a uno de poder elegir a los diputados que uno quiere", indicó.

Otro votante, Carlos Cañizales (32), dijo a Efe que es mejor votar por bandera porque hay "mucha complicación" al hacerlo por rostros, al tiempo que se manifestó complacido con el voto residencial.

En estas elecciones, aunque hay gente que acude a las urnas con colores alusivos a su partido favorito, la mayoría lo hace sin ningún distintivo.