•   Teherán, Irán  |
  •  |
  •  |
  • EFE

El ministro de Asuntos Exteriores iraní, Ali Akbar Salehi, reiteró el deseo de Irán de ampliar en todos los campos sus relaciones con Irak, en un encuentro con el responsable iraquí de comunicaciones, Mohamad Tofiq Alavi, en el que también propugnó una colaboración regional.

En declaraciones difundidas hoy por la televisión iraní en inglés, PressTV, Salehí mostró el firme apoyo de la República Islámica de Irán a Irak para fortalecer su unidad, integración, estabilidad y seguridad, una vez que los militares de EU se han retirado del país vecino.

Salehí indicó que la inseguridad e inestabilidad en cualquier país de la región de Oriente Medio y el golfo Pérsico, incluidos Irak y Siria, tiene efectos desfavorables en toda la zona.

El ministro de Exteriores iraní expresó su esperanza de que Irak, al consolidar su unidad nacional y solidaridad, "recuperé la categoría que se merece en el concierto regional e internacional".

El ministro iraquí, por su parte, elogió las relaciones entre los dos países y dijo que Irak está interesado en la experiencia de Irán en diversos campos, entre ellos la tecnología de la información y de comunicaciones.

Alavi destacó, asimismo, la importancia de la cooperación entre los países de la región, en particular entre Irán e Irak, para garantizar la seguridad en toda la región.

El responsable iraquí de Comunicaciones ha viajado a Teherán como parte de la comitiva del Gobierno iraquí que acompaña al vicepresidente de ese país, Judayir al Jaza.

Entre otras autoridades, Al Jaza se reunió en Teherán el pasado sábado con el presidente iraní, Mahmud Ahmadineyad, quien afirmó que los enemigos de Irán e Irak quieren impedir la ampliación de las relaciones y la cooperación entre los dos países.

Irán e Irak, dos países de mayoría de población musulmana chií, enfrentados durante el periodo del derrocado y ejecutado gobernante iraquí Sadam Husein, se han acercado en los últimos años y sus relaciones se han hecho más estrechas en los meses pasados, previos y posteriores a la retirada de las tropas ocupantes de EU de Irak.

Estados Unidos no mira con buenos ojos lo que considera un aumento de la influencia de Teherán, declarado enemigo de Washington, en el Gobierno de Bagdad, que le puede dar una mayor fuerza en la región de Oriente Medio y el golfo Pérsico, esencial para el suministro de petróleo al mundo.

Ahmadineyad también dijo que "la ampliación de las relaciones entre Irán e Irak, a nivel bilateral, regional e internacional, es vital parta el desarrollo de ambos países".

Por su parte, el vicepresidente iraquí, la colaboración entre Irán e Irak puede ayudar a ambos países a situarse entre las principales potencias "de la región y del mundo", según IRNA.

Al Jaza hizo también un llamamiento a los inversores y empresarios iraníes para que contribuyan a la reconstrucción de Irak, que necesita todo tipo de asistencia, en especial de tipo científico.