•   Washington, Estados Unidos  |
  •  |
  •  |
  • AFP

El comandante de las fuerzas de la OTAN en Afganistán, el general estadounidense John Allen, prometió este lunes que se juzgará y hará rendir cuentas a cualquiera que esté involucrado en la masacre de 16 civiles afganos presuntamente a manos de un soldado estadounidense.

"Sí, es una tragedia. Si, llevaremos a cabo una investigación y haremos rendir cuentas" a los implicados, declaró Allen a la cadena CNN, añadiendo que el incidente fue "un acto aislado" y que los lazos entre Estados Unidos y Afganistán continuarán siendo fuertes.

"La evidencia hasta el momento, tanto en términos de observaciones como informes y entrevistas, nos lleva a creer que actuó como un solo individuo en este punto", afirmó Allen, quien se negó a dar el nombre del soldado que está bajo arresto para proteger la investigación.

Allen confirmó que serán las fuerzas estadounidenses bajo su mandato las que conduzcan la investigación en la masacre del domingo, en la que murieron 16 civiles afganos, entre ellos mujeres y niños.

El comandante prometió "mantener al gobierno afgano informado a lo largo de la investigación". Pero confirmó que a pesar de la petición de los legisladores afganos de que el sargento sea entregado para un juicio en Afganistán "el individuo será investigado y el resultado estará de acuerdo con la ley de Estados Unidos".