•   Saná, Yemen  |
  •  |
  •  |
  • AFP

Cinco militantes de Al Qaida murieron el martes en un ataque aéreo en la provincia de Bayda, en el sur de Yemen, donde un jefe local de la red extremista y tres policías murieron en la violencia, anunció a la AFP un responsable de los servicios de seguridad.

"Un avión de combate lanzó un ataque aéreo contra un coche y mató a sus cinco tripulantes, miembros de Al Qaida" en el noroeste de Bayda, capital de la provincia con el mismo nombre, declaró el responsable que pidió el anonimato.

Un dignitario tribal confirmó a la AFP el ataque, que tuvo lugar tras un atentado que mató a tres policías, seguido de un enfrentamiento que le costó la vida a un jefe local de Al Qaida y de un partidario de la red.

Estas violencias tuvieron lugar en la región de Sawadeya, en el noroeste de Bayda, capital de la provincia con el mismo nombre.

Al Qaida, muy activa en el sur y en el este, trata de implementarse en la provincia de Bayda donde tomó en enero la ciudad de Radah antes de abandonarla por la presión de las tribus hostiles.

El ministerio del Interior informó sobre "un plan terrorista en contra de las instalaciones vitales y de importantes instituciones gubernamentales en varias provincias de Yemen".

En un comunicado colgado en internet el lunes en su página en internet, precisó que "la red de Al Qaida planificó ataques terroristas con la ayuda de coches-bomba", añadió que "se tomaba en serio la amenaza" del grupo.

Reafirmó su determinación de "seguir con la guerra contra el terrorismo esté donde esté hasta su erradicación".

Al Qaida en la Península Árabiga (Aqpa), que nació de la fusión de las ramas saudíes y yemeníes de la organización, aprovechó el debilitamiento del poder de Saná debido a la revuelta contra Saleh para reforzar su presencia en el país.