•   Tokio, Japón  |
  •  |
  •  |
  • EFE

Los embajadores del Grupo de Países Latinoamericanos y del Caribe (GRULAC) en Tokio iniciaron hoy una visita a las zonas arrasadas por el tsunami de Japón para reunirse con las autoridades locales y comprobar los avances en la reconstrucción.

Parte del grupo visitó hoy la ciudad de Ishinomaki, una de las más devastadas por el terremoto y tsunami de hace un año, y mantuvo un encuentro con el alcalde de esa localidad, Hiroshi Kameyama, indicaron a Efe fuentes diplomáticas.

Los representantes del GRULAC, que ya se desplazaron a Ishinomaki en abril del año pasado, pudieron comprobar entre otras cosas el trabajo de las ONG como Peace Boat y visitar las viviendas temporales para los desplazados por la tragedia del 11 de marzo.

El desastre destruyó más de 380.000 viviendas y edificios en el noreste del país, lo que provocó entonces unos 470.000 desplazados, de los que todavía hay unos 345.000 en casas temporales.

En Ishinomaki, segunda ciudad de la provincia de Miyagi con unos 165.000 habitantes, murieron o desaparecieron 3.735 personas por el tsunami, que en total se cobró más de 19.000 vidas.

Tras este municipio, la comitiva del GRULAC, encabezada por el embajador de Nicaragua, Saúl Arana, y el de Guatemala, Byron Escobedo, en calidad de presidente y vicepresidente del grupo, respectivamente, tiene previsto visitar la localidad de Sendai.

Allí se reunirán mañana con la alcaldesa de la ciudad, Emiko Okuyama, a la que trasmitirán personalmente su solidaridad con las víctimas de la tragedia.

En la misión participan representantes de Argentina, Bolivia, Brasil, Chile, Colombia, Cuba, Ecuador, Guatemala, México, Nicaragua, Panamá, República Dominicana, Uruguay y Venezuela.

Con motivo del aniversario del terremoto, el pasado domingo, los embajadores del GRULAC enviaron un mensaje al emperador de Japón, Akihito, en el que mostraron su solidaridad y expresaron su admiración por el comportamiento del pueblo nipón durante la tragedia y los grandes avances en la reconstrucción.