•   Bruselas, Bélgica  |
  •  |
  •  |
  • EFE

Varios países europeos intentan aplazar una decisión sobre la suspensión de la entrega de 495 millones de euros en fondos de cohesión a Hungría como castigo por haber incumplido reiteradamente el objetivo de déficit, informaron hoy a Efe fuentes de la UE.

Se trata de Polonia, Austria, Reino Unido, República Checa, Letonia y Bulgaria, según estas mismas fuentes.

Los ministros de Economía y Finanzas de la Unión Europea siguen estancados en el tema de Hungría para negociar el texto del Ecofin al respecto, ante la insistencia de esos países a retrasar la decisión para dar más tiempo a Budapest para que corrija su desvío.

En principio, el Ecofin quería respaldar hoy la propuesta de la Comisión Europea de aplicar esta sanción a partir del 1 de enero de 2013, pero ahora se ha abierto un frente de oposición después de que el Eurogrupo aceptasen anoche dar más margen a España para recortar su déficit.

La ministra austríaca de Finanzas, Maria Fekter, ya se quejó a la llegada al encuentro de hoy de que la zona euro haya actuado con más permisividad con España frente a la presión que ejerce sobre Hungría.

"A la vista de la presión ejercida sobre Hungría, sí tengo la sensación de que aquí se ha medido con doble vara", afirmó Fekter.

Pidió que se de hasta el verano a Budapest para decidir entonces sobre la suspensión de los fondos de cohesión y dar así un margen al Gobierno de Viktor Orbán.

La sanción propuesta por Bruselas para Hungría responde a que el país ha incumplido sistemáticamente todas las advertencias comunitarias de rebaja de su nivel de déficit desde que entró en la UE en 2004.

En 2011, el déficit húngaro se situó oficialmente en el 3,6 %, pero Bruselas considera que la cifra responde a la inclusión de elementos excepcionales en el cálculo y de medidas puntuales que esconden un déficit que habría alcanzando el 6 % el año pasado.

Además, el Ecofin pretende pedir a Hungría que haga un esfuerzo adicional del 0,5 % del PIB para cumplir el objetivo del 2,5 % en 2012.

En cualquier caso, si Hungría corrige su déficit excesivo podrá evitar la suspensión de los 495 millones de euros en fondos de cohesión.